Menú

El federalista 'El País' sí se atreve con Jesucristo

Desde Mas a la reforma federalista de Rubalcaba, por unos días las portadas de la prensa han cambiado la crisis económica por la política.

0

Aunque el fantasma del rescate no se olvida del todo: en El Mundo, por ejemplo, el principal titular es para la subida de las pensiones que desea Rajoy, pero está escoltada por una foto de Mas, se diría que mirando desconfiadamente (él sabrá por qué) a un militar junto al que está en un acto público.

"Más propone ‘consultar al pueblo de Cataluña’ sobre su soberanía", es el titular bajo la imagen. La portada se cierra con un poco de autopromo: "Orbyt llega a la London School of Economics", con imagen del director junto a James Harding, citado en un pie de foto que no aclara a los lectores que se trata del editor de The Times.

El editorial está dedicado a las ideas –dicho sea sin ánimo de ofender– federalistas de Rubalcaba. Le dicen al del PSOE que no es posible encender una vela al PSC y al resto del electorado socialista, pero también reclama que socialistas y populares "podrían ponerse de acuerdo en una reforma de la Constitución que supusiera una reducción de la burocracia y un adelgazamiento del Estado". Señores editorialistas de El Mundo, sobre lo que se "podrían" poner de acuerdo no sabemos, pero en lo que es obvio que están de acuerdo es en lo contrario.

En El País el titular es para la cosa catalana: "Mas propone consultar al ‘pueblo de Cataluña’ la creación de un Estado". La imagen, suponemos que sin ánimo metafórico, para el terrible incendio en Valencia.

Editorializan los de Prisa sobre la toma del Congreso, negándose en redondo desde el mismo titular: "El Congreso no se cerca", dice. Está bien eso de resaltar que la protesta de este martes puede ser una cosa cerril e ilegal, pero estaría mejor no haber alentado desde el primer día la moda de la algarada callejera que con tanto entusiasmo se ha abrazado en esas mismas páginas.

Hablando de temas de actualidad, los de El País le dedican una doble página a Jesucristo, a cuenta de la polémica sobre si estaba o no casado. Defiende el abajo firmante el derecho a opinar de religión como de cualquier otra cosa, pero resulta divertido encontrar frases como "en el mercado religioso no hay una figura más imponente que la del fundador del cristianismo, el judío Yeshúa" y pensar si se hablaría en los mismos términos de otro fundador de una gran religión: Mahoma. Sí, ya sé la respuesta.

ABC trae a portada la foto de la mesita de noche de Rubalcaba, que se ve que se ha caído al suelo. En la imagen el secretario general y su segunda, Elena Valenciano, y el cristal que está roto. Quiere el tema ser una metáfora del gran titular que ilustra: "El soberanismo resquebraja al PSOE", conclusión a cuenta de las declaraciones de Maragall el pequeño.

Como en tantas ocasiones, la sección de opinión del diario de Vocento es brillante, hay cosas que conviene leer como el artículo sobre la Santa Transición de Ignacio Camacho o el lamento de Hermann Tertsch sobre el manifestódromo español: "El islamista fanático, el sindicalista o el minero, el hooligan irritado o el nacionalista ofendido, aquí todos tienen derecho a hacerle la puñeta, reventarle el día o la vida a otro porque están cabreados con el mundo. Y no pasa nada". "No hay derecho", dice, y la verdad es que no, no lo hay.

En la portada de La Razón se mesa el pelo el presidente catalán como si estuviera agobiado. La imagen, del abucheo sufrido por Mas y Trias, y el titular no de lo ocurrido sino de lo por venir: "Mas irá a la cumbre autonómica pese a su órdago soberanista". Pues qué quieren que les diga, a mí no me sorprende nada que el nacionalismo catalán quiera estar en misa y repicando, llevan toda la vida así.

El editorial, muy duro con Rubalcaba, pide que "el dirigente socialista recupere cuanto antes la cordura constitucional y concentre sus esfuerzos en lo verdaderamente importante: el desafío soberanista que preparan esta semana CiU y los separatistas". Por cierto, no se pierdan lo de CiU y los separatistas, que ahora va a resultar que Mas es españolista acérrimo y yo no me he enterado.

En La Gaceta, por último, también tenemos a Mas en campaña y también con el militar, aunque aquí ya no le echa una mirada desconfiada al soldado sino que parece dirigirla a la prensa canallesca y los fotógrafos. "Más entra en campaña y promete un referéndum de autodeterminación", es el titular.

El editorial, por el contrario, es para "la protesta de los jueces" y tiene un tono a Mayo del 68, por aquello de "seamos realistas, pidamos lo imposible", porque más imposible que este último párrafo es difícil encontrarlo: "Los políticos deberían actuar por una vez como si creyeran de verdad que sin separación de poderes, prensa libre y jueces independientes no puede hablarse más que con sarcasmo de democracia". 

En España

    0
    comentarios

    Servicios