Menú

La memoria histórica será una asignatura en los colegios andaluces

Se está estudiando la elaboración de material didáctico también para los docentes, aludiendo a que se quiere "un relato veraz y científico".

0

La Ley para la Recuperación de la Memoria Democrática en Andalucía pretende llevar el estudio de la II República, la Guerra Civil y la dictadura franquista a los institutos de la comunidad. Luis Naranjo, director de Memoria Democrática del Gobierno regional, anunció este jueves que su intención es que este asunto entre en las aulas y que se "actualice" la información que reciben los alumnos sobre este periodo histórico.

Naranjo depende políticamente del vicepresidente de la Junta y coordinador de IU en Andalucía, Diego Valderas. Serán las escuelas e institutos los que decidan si emplean los nuevos materiales "actualizados" para lo que serán "incentivados". Insiste además en que las Universidades realicen proyectos de investigación sobre tales períodos.

El País informa de que se está estudiando la elaboración de material didáctico también para los docentes, aludiendo a que se quiere "un relato veraz y científico". El programa a seguir es bien sencillo y debe culminar con la inclusión de la Memoria Histórica en el currículo de la ESO y el Bachillerato.

En el mismo borrador de la ley se dice que "la Memoria Democrática estará incluida en el currículo de la ESO y en el Bachillerato" y que la Junta procederá a "la elaboración de materiales didácticos que presenten una visión motivadora y veraz de los acontecimientos históricos y de la vida cotidiana del periodo" y a "la incorporación a la Formación Permanente del Profesorado de actividades de actualización científica y didáctica, en relación con el tratamiento escolar de la Guerra Civil y la dictadura".

Y añade: "La Memoria Democrática estará incluida en el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato, como elemento de fortalecimiento de los valores democráticos"(...) "La Junta de Andalucía apoyará las actividades culturales o académicas que tengan como objetivo el análisis y el conocimiento veraz de la Guerra Civil, la dictadura y la Transición".

El borrador expresa además que la Junta, "en el marco de sus competencias en materia educativa procederá a (...) la actualización de los contenidos curriculares para ESO y Bachillerato en el área de Ciencias Sociales, Geografía e Historia, incorporando los nuevos enfoques y resultados de la investigación historiográfica en los últimos años". Los materiales didácticos que se van a elaborar deben presentar "una visión motivadora y veraz de los acontecimientos históricos y de la vida cotidiana del periodo" y hace especial hincapié en la formación de los docentes para "dotar al profesorado de herramientas conceptuales y metodológicas adecuadas".

Luis Naranjo fue profesor de Geografía e Historia en un instituto de Córdoba y cree, según su experiencia, que en los centros educativos hay un problema en la forma de abordar esta etapa, por ejemplo, que en los manuales no se han incorporado las investigaciones realizadas en los últimos 20 años, centradas en gran medida en el estudio de la represión.

Carácter voluntario, pero con ley

Naranjo ha aclarado que estas iniciativas tendrán "carácter voluntario". Serán los centros y los distintos departamentos de los institutos los que decidan si emplean los materiales didácticos que se elaboren y pretende poner en marcha un sistema de incentivos, como ya existe para algunos programas educativos medioambientales.

En el borrador también hay un artículo destinado a la enseñanza superior, en el que se insta a la Junta y a todas las universidades a que realicen "proyectos de investigación que favorezcan el conocimiento de los hechos a los que hace referencia esta ley".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD