Menú

El calvario de Zapatero los días de la Fiesta Nacional

Desde que permaneció sentado al paso de la bandera estadounidense, Zapatero ha sido el protagonista, con un denominador común: los abucheos y gritos.

1
Desde que permaneció sentado al paso de la bandera estadounidense, Zapatero ha sido el protagonista, con un denominador común: los abucheos y gritos.

Tal día como hoy, 12 de octubre, pero de 2005, Libertad Digital titulaba en su portada: "Zapatero, primer presidente español que es recibido y despedido con abucheos en el día de la Fiesta Nacional". El de este año fue el segundo desfile al que asistía José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno. Del de 2004 destacó como principal novedad la participación de republicanos porque "los otros ya lo hacían de una u otra manera". Comenzaba el afán de jefe del Ejecutivo por reabrir las heridas de la Guerra Civil aunque no aclaró quiénes eran "los otros" en los anteriores desfiles.

12 de octubre de 2005. Como decíamos, por primera vez en la historia, un presidente del gobierno era abucheado el día de la Fiesta Nacional. Al terminar el acto, Zapatero y sus ministros fueron despedidos con gritos de "fuera, fuera" y "sinvergüenzas". Los organizadores del evento intentaron contrarrestar los silbidos subiendo el volumen de la megafonía con marchas militares. El propio Zapatero mostró su "respeto a la libertad de expresión" y dijo que el abucheo era normal y que no estaba preocupado por el coste político del Estatuto de Cataluña.

12 de octubre de 2006. El desfile de las Fuerzas Armadas volvió a quedar ensombrecido por los abucheos al presidente del Gobierno por parte de un sector del público. Zapatero, esta vez, no tuvo más remedio que levantarse al paso de la bandera de Estados Unidos, que volvió a ondear por el Paseo de la Castellana tras dos años de ausencia. Fue en el desfile de 2003 cuando Zapatero decidió permanecer sentado ante el paso de la bandera norteamericana como muestra de repulsa por la guerra de Irak.

12 de octubre de 2007. El presidente del Ejecutivo comenzaba a cansarse de los abucheos recibidos este día por lo que el Gobierno intentó evitar esta imagen haciendo llegar a Zapatero por uno de los laterales y coincidiendo con la llegada de los Reyes. Ni aún así se libró de la pitada que llegó cuando subió al estrado para recordar a los caídos por la Patria. Desde allí escuchó gritos de "fuera Zapatero". Abucheos que se avivaron cuando dijeron su nombre por megafonía. Cientos de personas proclamaron "dimisión, dimisión". Para evitar nuevas pitadas, el presidente del Gobierno abandonó el desfile "por la puerta de atrás". Al margen de esto, la que dio la nota fue María Teresa Fernández de la Vega. Las cámaras de Libertad Digital Televisión captaron la airada discusión entre la vicepresidenta del Gobierno y la presidenta del Tribunal Constitucional. Al ver las imágenes se puede concluir que De la Vega se queja de "una putada" a María Emilia Casas.

12 de octubre de 2008. Ni el mal tiempo libró al jefe del Ejecutivo de ser recibido, por cuarto año consecutivo, con pitos, abucheos y gritos de "Zapatero, dimisión". Esta vez también se produjeron cuando se anunció su presencia por megafonía. En su despedida, los organizadores subieron el volumen de los altavoces para que las protestas pasasen más desapercibidas.

12 de octubre de 2009. Otro año más, y ya casi como tradición, el protagonismo del desfile militar del 12-O lo tuvo José Luis Rodríguez Zapatero. Las obras que estaba realizando el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, sirvieron de excusa al Gobierno para eliminar las gradas del público desde donde solían venir los abucheos. Ni así lo lograron. Fue nada más aparecer el coche oficial y escucharse gritos de "Zapatero, dimisión", "Zapatero, embustero" y "fuera, fuera".

12 de octubre de 2010. Desde la organización seguían intentando evitar que el presidente del Gobierno recibiera los pitos habituales. Este año no anunciaron su llegada a la zona de autoridades. Sin embargo, el clamor contra ZP quedó patente cuando se anunció que los Reyes iban a saludar a las autoridades. Los pitidos, abucheos y gritos de "Zapatero, dimisión", "Zapatero, vete ya" y "fuera, fuera", eran un clamor. Defensa atribuyó esos abucheos a "pequeños grupos organizados" y el PSOE fue más allá. Denunciaron que los pitos provenían de "grupos radicales de extrema derecha". Este año vivimos la ausencia de la bandera venezolana, que debió desfilar junto a la de otros ocho países hispanoamericanos que celebran el bicentenario de su independencia. El plantón se produjo en medio de las investigaciones que habían puesto de manifiesto las pruebas de la relación entre ETA y FARC.

12 de octubre de 2011. Los ciudadanos recibieron a Zapatero como de costumbre, con abucheos y pitadas por lo que el plan antiabucheos diseñado por la ministra Chacón no dio resultado.

Desde antes de llegar al poder Zapatero ha sido el protagonista indiscutible del desfile de las Fuerzas Armadas. Ahora, le toca aguantar el chaparrón a Mariano Rajoy.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios