Menú

Sigue la guerra en IU de Extremadura tras año y medio de pacto con el PP

Tras un agitada asamblea, Pedro Escobar fue reelegido como líder de IU en Extremadura. Cayo Lara no ha querido ni hablar de ello.

0
Tras un agitada asamblea, Pedro Escobar fue reelegido como líder de IU en Extremadura. Cayo Lara no ha querido ni hablar de ello.
Pedro Escobar, durante la Asamblea | EFE

Este domingo, el coordinador regional de IU en Extremadura, Pedro Escobar, fue reelegido por abrumadora mayoría: obtuvo 133 de los 131 votos registrados por los delegados. Sin embargo, la Asamblea Regional ha sido de todo menos tranquila. Un año y medio después de que Escobar levantara ampollas en IU por abstenerse en la investidura de José Antonio Monago, la crisis sigue abierta.

La corriente crítica La Mayoría quiso en un primer momento arrebatarle el cargo a Escobar. Sin embargo, finalmente ningún representante se presentó a la elección por considerar que se habían producido irregularidades en la elección de delegados. En los próximos días, la dirección federal de IU tendrá que pronunciarse oficialmente sobre los resultados tras escuchar al propio Escobar y a la que iba a ser su oponente en la Comisión de Garantías.

De momento, el líder de la formación, Cayo Lara, no ha querido ni hablar: preguntado por la prensa, ha rehusado dar su opinión personal o la de su formación sobre lo ocurrido aunque sí ha recordado que IU, por "aplastante unanimidad", censuró en su momento la postura de Escobar y su partido al facilitar un Gobierno del PP por primera vez en la historia de Extremadura.

"Despelleje" e insultos

En su discurso ante los delegados, Escobar se reafirmó en su posición frente a los críticos y denunció las presiones que están sufriendo. Aludiendo a la ausencia del sector crítico, apuntó que no hubieran ganado "porque son muy pocos, con muy pocas razones y con muchas malas artes". A sus compañeros, les instó a "no entrar al trapo, al despelleje", sino ser un ejemplo de "participación y democracia".

También hubo alusiones a la dirección federal de IU. Según dijo, en sus tres años de gestión hay motivos para sentirse "molestos" con la actitud de la dirección federal con Extremadura, e insistió en que las decisiones que se han tomado en esta comunidad autónoma "no se han hecho desde las vísceras" ni como "revancha". Pidió "el mismo respeto que cualquier otra federación", y recalcó que "no hay deseo de confrontación con la federal, ni con otras comunidades autónomas".

En su balance, destacó los resultados de las pasadas autonómicas y afirmó que IU logró "el resultado querido", al conseguir presencia parlamentaria y que ni el PP ni el PSOE tuvieran mayoría absoluta, aunque poco después se dieron cuenta de que "era un resultado envenenado", ya que el mes que siguió a los comicios fue "el más tenso" de su vida "y quizás el más importante de IU en la historia de Extremadura".

Pedro Escobar reconoció que nadie podía imaginar que tras los buenos resultados "la presión interna iba a tener la virulencia que ha tenido y que desde entonces ha ido creciendo" y en la que incluso ha habido "descalificaciones e insultos".

Escobar defendió la labor llevada a cabo en Extremadura y aseguró que "si alguien" demuestra que en Andalucía y Asturias, donde IU ha apoyado en el Gobierno al PSOE, los recortes y medidas adoptadas han sido menos duras que en Extremadura, no tendría inconveniente en rectificar "pero no ha sido así".

Lamentó que ciertos sectores de IU hayan olvidado "muy pronto" lo que el PSOE hizo en los 28 años de gobierno en Extremadura y "no quieren ver" que si no fuese por la presencia de IU en el Parlamento, con tres diputados, las medidas que habría adoptado el presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago (PP), "serían diferentes", defendiendo así, ante los críticos, su apoyo a algunas de sus políticas. 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD