Menú

El 25-S cumple su amenaza y se manifiesta en Madrid sin autorización

En las pancartas podían leerse lemas como "No a los Presupuestos de la Deuda" o "La dictadura no estaba muerta, estaba de parranda".

0

La manifestación convocada por la Coordinadora 25-S para protestar contra los Presupuestos Generales del Estado elaborados por el Gobierno para el año que viene, que tiene como destino el Congreso de los Diputados, ha recorrido esta tarde las calles de Madrid. La Delegación del Gobierno ha cifrado en apenas 3.000 personas en total el número de participantes de la marcha, contando a todos aquellos que se han ido sumando a lo largo del recorrido, que comenzaba en Plaza de España y ha acabado en la Plaza de Cánovas del Castillo (Neptuno), apenas a unos 200 metros del Congreso de los Diputados.

"No nos representan" o "No debemos, no pagamos" son algunos de las consignas que se han vuelto a escuchar este sábado en las calles de la capital, en la que ya es la quinta protesta convocada por la Coordinadora desde la que tuvo lugar el 25 de septiembre para rodear el Congreso y pedir el inicio de un proceso constituyente.

Asimismo, se trata de la segunda acción celebrada esta semana en los alrededores de la Cámara Baja, si bien, a diferencia de la que tuvo lugar el martes 23, este sábado la concentración en Neptuno ha sido precedida por una marcha desde Plaza de España.

La manifestación estaba encabezada por un grupo de personas que portanba una gran pancarta en la que se puede leer "Proceso constituyente. No a los Presupuestos de la Deuda". "La dictadura no estaba muerta, estaba de parranda" o "Debajo de las porras está la dignidad", son otros de los mensajes que se podían leer en los carteles de los participantes.

Al igual que ya ocurriera con las convocatorias anteriores, la Coordinadora decidió no comunicar la protesta por los cauces oficiales a la Delegación del Gobierno en Madrid al entender que el departamento dirigido por Cristina Cifuentes ya tenía conocimiento suficiente de las acciones que se llevarán a cabo para tomar las medidas necesarias que garantizaran tanto el desarrollo de la marcha como la circulación del tráfico en la zona.

Esto ha provocado que varios agentes de la Policía hayan identificado en Plaza de España a algunos de los manifestantes antes de que diera comienzo la marcha, tal y como ya ocurrió el martes en la Cuesta de Moyano antes de iniciarse la concentración en Neptuno. Durante todo el recorrido, una veintena de furgones de Policía y decenas de efectivos a pie han escoltado a los manifestantes.

Tras la marcha, en la plaza de Neptuno, los manifestantes han guardado un minuto de silencio sentados de espaldas al Congreso mientras agitaban los brazos para pedir la dimisión del Gobierno y un nuevo proceso constituyente. Los participantes, ya de pie y mirando a la carrera de San Jerónimo, han roto el minuto de silencio al grito de "dimisión" y "fuera, fuera".

Esta acción ha sido el punto final de la jornada de protesta que los organizadores de la coordinadora 25S han dado por concluida en torno a las 21:00 horas, momento en que algunos congregados han abandonado la plaza mientras varios cientos de personas, como en anteriores convocatorias, han decidido quedarse. En torno a 200 personas han organizado una asamblea junto a la fuente de Neptuno para analizar la situación económica y han propuesto desplazarse a continuación hasta la sede de Bankia, en la plaza de Celenque, para apoyar a los acampados en protesta por los desahucios.

¿Derecho de reunión?

Aunque la Coordinadora insiste en que la Constitución garantiza el derecho de reunión sin necesidad de pedir autorización previa, la Delegación del Gobierno insiste en que la Ley Orgánica 9/1983 que regula este derecho establece que "la celebración de reuniones en lugares de tránsito público y de manifestaciones deberán ser comunicadas por escrito a la autoridad gubernativa correspondiente por los organizadores o promotores de aquellas".

Como en las anteriores protestas, Interior ha realizado un fuerte despliegue policial compuesto por más de mil agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para impedir que los manifestantes se aproximen al Congreso de los Diputados y para velar por la seguridad en las calles de Madrid. 

Así, uno de los participantes ha denunciado que están "totalmente rodeados de policías". "Estamos en un mercado común de desamparados, obreros, ricos y multimillonarios", ha criticado, para añadir que ha traído la bandera de Islandia "porque ellos sí que han podido meter en la cárcel a los políticos y a los banqueros". Otra participante, ha afirmado que cree que se conseguirá algo con esta protesta, sobre todo cuando sean "dos millones de personas rodeando el Congreso". Asimismo, ha señalado que para conseguirlo habrá más manifestaciones, "porque el que resiste, gana".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD