Menú

La DGT rompe mitos sobre los accidentes: ni jóvenes, ni noches, ni fines de semana

Corrige los datos existentes de 2011, que aumentan sobre los hechos públicos inicialmente.

34
Corrige los datos existentes de 2011, que aumentan sobre los hechos públicos inicialmente.
Accidente de tráfico en un carretera española. | Archivo

Ni conductores jóvenes, ni durante alocadas noches, ni durante los fines de semana. La directora general de la Dirección General de Tráfico, María Seguí, rompió este lunes muchos de los mitos que venían funcionando sobre cuál es el perfil principal de los conductores que sufren accidentes de tráfico mortales en las carreteras españolas.

Durante su comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial en el Congreso de los Diputados, aportó datos estadísticos que señalan que este perfil de conductor es el de un hombre adulto que supera los 45 años de edad, que sufre el accidente en una carretera convencional o en una vía interurbana, en horario laboral –de lunes a viernes de 08.00 horas a 20.00 horas– y entre los meses de septiembre y junio.

Sobre la siniestralidad, también avanzó que Tráfico cambiará la forma de contar el número de fallecidos en accidentes para acercarlo mucho más a la realidad. Durante años, existía un doble conteo sobre este tipo de siniestralidad. Por un lado, el número de fallecidos 24 horas después del accidente. Por el otro, el número de fallecidos 31 días después, que se obtenía multiplicando el número de muertos a 24 horas por un factor de corrección.

Durante los ocho años de Gobierno Zapatero, en una carrera política por sumar méritos con la reducción de la siniestralidad, el ex director de la DGT, Pere Navarro, hizo desaparecer el conteo de los fallecidos a 31 días, de modo que una personas que sufría un accidente de tráfico y fallecía fruto del mismo 24 horas y unos minutos después del desgraciado incidente ya no figuraba en las estadísticas. Además, también se dejó de contar a los que fallecían en vías urbanas.

De este modo, por ejemplo, el ex alto cargo socialista abandonó su puesto en 2011 dejando unos datos históricos por el reducido número de muertos en las carreteras españolas. Exactamente, de 1479, lo que hacía no superar por primera vez en cincuenta años el millar y medio de fallecidos.

Seguí anunció este lunes que su departamento volverá a utilizar la estadística de muertos a 31 días para "ajustarlo más a la realidad", y que no se hará multiplicando por factor de corrección alguno, sino en contacto con el Instituto Nacional de Estadística, el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto Carlos III, el Ministerio de Sanidad y la Encuesta Nacional de Salud, según informa Europa Press.

Pese a esto, con este modo se seguirá sin introducir en la estadística a los que fallecen después de estos días por las heridas o problemas causados directamente por el accidente que sufrieron.

En esta línea, señaló que los datos de siniestralidad corregidos señalan que en 2011 fallecieron 2.060 personas por accidentes de tráfico, un 25 por ciento más de las cifras que inicialmente se habían reconocido fruto de los datos aportados por Pere Navarro y su equipo.

De la cifra total de fallecidos, 1.603 personas perdieron la vida en siniestros en carreteras y 457 en vías urbanas. Además, más de la mitad de las víctimas, el 58 por ciento, eran conductores y del total de fallecidos 1.598 fueron hombres y 457 mujeres, de los cuales más de la mitad tenían más de 45 años.

Respecto al tipo de accidente, la salida de vía estuvo detrás de 578 víctimas mortales en carretera, el 36 por ciento del total, mientras que en vías urbanas la mitad de los fallecidos, 217, fueron por atropello, al tiempo que en el 23 por ciento de los siniestros se certificó una velocidad inadecuada.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios