Menú

Soraya promete "cambiar todo lo que haya que cambiar" en 2013

Un año "difícil, de esfuerzos y grandes sacrificios". Pero, según Rajoy, "se han sentado las bases" de la recuperación.

10

El mejor resumen del 2012, en palabras del presidente, es que ha sido "un año difícil, de esfuerzos y grandes sacrificios, y sin frutos palpables para el ciudadano de a pie". Pero también que "no podrá haber recuperación económica si no se sientan las bases para hacerla posible", y en eso -dice- sí que ha cumplido su palabra, a pesar de la subida de impuestos o de no revalorizar las pensiones conforme al IPC.

El Gobierno admitió que la crisis "está siendo muy larga para muchísimos españoles", y precisamente a ellos -a la "España real", que acuñó Soraya Sáenz de Santamaría- les mandó el mensaje de que sólo existe una "prioridad" para Mariano Rajoy, y esto es "cambiar lo que haya que cambiar" para dejar cuanto antes la oscuridad.

En 2013 habrá más ajustes, augura el presidente, que el día 28 hará balance en la Moncloa. Una "agenda de reformas muy necesaria", según la vicepresidenta, que apeló "a la capacidad de trabajo abrumadora" de España si trabaja "junta" por salir adelante. "Ésta es la senda para fortalecer el país", insistió, un año después de que Rajoy atravesara el umbral del palacio presidencial.

Los indicadores positivos 

Aunque con cautela y consciente de que el inicio del año que llega será muy duro con el número de parados acercándose a los seis millones, el Ejecutivo también quiso defender los indicadores positivos que se van conociendo. Por ejemplo, que por primera vez desde hace 14 años la economía española no requiera de financiación externa.

Así se recoge en un informe elaborado por Moncloa coincidiendo con el aniversario, y que incide en que el objetivo del déficit público -que se sitúa al cierre del tercer trimestre en el 5,27%- es un buen dato en tanto en cuanto la UE y el FMI ya han dicho que España no requiere más sacrificios. O también que España es el segundo país de la Unión con mayor relación entre competitividad y costes o un superávit en la balanza comercial no conocida desde 1992.

El contexto internacional "no ayuda", de hecho se augura una segunda recesión, pero el Gobierno insiste en que a finales de 2013 habrá mejoría y crecimiento en 2014. Como aspectos positivos, la aprobada Ley de Estabilidad Presupuestaria o la reforma integral del sector público que quedará concluida el próximo mes de junio. También se asegura que se ha acabado con la rigidez del sistema laboral y que la mejora en el mapa financiero permite que España sea hoy más fiable. Se destaca, de igual forma, la lucha contra el fraude, la liberalización en transportes o la unidad de mercado.

Para intentar transmitir confianza, Rajoy ha sido el presidente más viajero de la democracia, despachando con 26 jefes de Estado y 18 de Gobierno y acudiendo a los principales organismos internacionales. "Somos muy conscientes de la dureza de este año", pero "hay que seguir con el impulso reformista", remató la vicepresidenta. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation