Menú

Mayor: "Lo que ocurre en Cataluña no es circunstancial, empezó en Perpiñán"

El eurodiputado del PP admite que hay "muchas razones para el desconcierto", y habla claro sobre ETA y el órdago secesionista de Mas. 

75

El Salón de Grados de la Universidad San Pablo CEU fue el escenario este jueves de la presentación del libro de Regina Otaola y Jorge Mendiola El Precio de la Libertad, en el que la exalcaldesa de Lizarza cuenta de primera mano cómo vivió el día a día al frente de uno esos municipios guipuzcoanos que conforman la espina dorsal del apoyo a la banda terrorista ETA.

En ese escenario reapareció el que fuera ministro del Interior y actual líder de los populares en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, alejado en los últimos días de la primera línea política tras un pequeño accidente en un aeropuerto, quien volvió a advertir sobre el proyecto de la banda terrorista para romper España.

Aseguró que ETA "ha dado un salto inédito e histórico hacia Cataluña" porque se dio cuenta de que "la ruptura de España que es su auténtico proyecto, su objetivo o su obsesión, no se podía llevar a cabo sólo desde el País Vasco" y que la principal muestra de ello fue el pacto que alcanzó con ERC en la localidad francesa de Perpiñán, que desembocó en la tregua etarra para Cataluña, "la única de su historia que nunca ha revocado ni alterado".

"ETA está hoy especialmente atenta y vigilante del proceso que ella puso en marcha en Perpiñán con ERC, hoy de nuevo pieza clave de Cataluña", añadió, tras lo que aseguró que "lo que está sucediendo, singularmente en Cataluña, es todo menos circunstancial y episódico".

El ex ministro del Interior pidió evitar el engaño: "No nos hagamos trampas en el solitario: todo lo que hoy empezamos a sufrir forma parte de un proceso y de un proyecto que sigue su camino". 

Por esto mismo, negó la sociedad española se encuentra ante los últimos coletazos de ETA previos a su disolución, tal y como se podría intuir. "Hablar del final de ETA en un momento de máxima fortaleza y expresión del proyecto del movimiento nacionalista en Cataluña y a la expectativa del País Vasco es no comprender lo que tenemos ante nosotros", advirtió.

Consideró que las elecciones autonómicas celebradas en el País Vasco y en Cataluña de forma casi continuada el pasado otoño no fue algo casual, sino que se utilizaron para "asentar y confirmar" esa fase rupturista. Sirvieron para "concretar a los protagonistas", especificó.

En esta línea, planteó qué habría pasado si EH Bildu hubiera obtenido una sólo diputado más que el PNV o si la suma entre EH Bildu y el PSE hubiese dado la mayoría absoluta. "El PNV no estaría gobernando ahora", dijo, mostrándose seguro de que socialistas y proetarras habrían llegado a un acuerdo de gobierno. A su juicio, el hecho de que el PNV gobierne ha hecho que "la vanguardia de la ruptura esté ahora en Cataluña".

Por todo esto, mantuvo que para frenar el envite rupturista catalán no basta con utilizar los instrumentos jurídicos de los que dispone el Estado de Derecho, sino que "hay que entrar de lleno en la disputa de las ideas". "Nos equivocamos si pensamos que va a dar marcha atrás –el invite rupturista–, incluso la percepción de la corrupción que les envuelve les estimulara a seguir hacia adelante", pronosticó.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios