Menú

Ser repetidor en Andalucía sale mucho más barato que alumno brillante en Cataluña

Así se desprende del informe Datos y cifras del sistema universitario español facilitado por el Ministerio de Educación.

0
Así se desprende del informe Datos y cifras del sistema universitario español facilitado por el Ministerio de Educación.

Un alumno gallego o andaluz paga una cantidad infinitamente menor por estudiar en una universidad pública que un estudiante catalán o madrileño. La diferencia es abismal, según se desprende del informe ‘Datos y cifras del sistema universitario español’ presentado por el Ministerio de Educación.

Mientras en Madrid el precio medio del crédito en primera matrícula asciende a 25,2 euros, o en Cataluña a 33,5; en Andalucía los alumnos pagan por segunda matrícula 25 euros. Y en Galicia, también por segunda matrícula, 16,5 euros. Es decir, que en Madrid y en Cataluña el estudiante que se matricula por primera vez en una asignatura tiene que pagar más que un repetidor andaluz o gallego.

Los precios medios del crédito son los siguientes:

Galicia.

  • Primera matrícula: 11,9
  • Segunda matrícula: 16,5
  • Tercera matrícula: 26,6
  • Cuarta matrícula: 33,9

Andalucía.

  • Primera matrícula: 12,5
  • Segunda matrícula: 25,0
  • Tercera matrícula: 52,0
  • Cuarta matrícula: 71,0

Madrid

  • Primera matrícula: 25,2
  • Segunda matrícula: 45, 4
  • Tercera matrícula: 85, 2
  • Cuarta matrícula: 113,5

Cataluña

  • Primera matrícula: 33,5
  • Segunda matrícula: 40,2
  • Tercera matrícula: 87,2
  • Cuarta matrícula: 120,7

El precio medio del crédito matriculado por primera vez en los grados de las universidades públicas españolas ha aumentado un 16,7% de media este curso 2012-2013 en relación con el anterior, hasta los 17,90 euros. Cataluña es la comunidad que más ha incrementado sus tasas (un 66%), mientras que en Asturias y Galicia no han sufrido ninguna variación.

Fuentes del Ministerio señalaron que tras estas desigualdades "no hay diferencia ideológica detrás" y pusieron como ejemplo a Galicia, que ha decidido mantener los precios. "Un estudiante que vaya a estudiar a Cataluña va a pagar más que si se fuera a estudiar a Galicia. Es política autonómica nosotros no podemos hacer nada".

Más tarde, el secretario general de Universidades, Federico Morán, señaló que "algunas comunidades han optado porque el alumno cubra una mayor parte del coste de su educación dentro de su autonomía". Sobre el encarecimiento progresivo del crédito matriculado en segunda, tercera y cuarta matrícula, atendiendo al real decreto de abril, el secretario general de Universidades manifestó que esto provoca que el alumno se matricule en los créditos que cree que puede aprobar y no de todos los posibles, de manera que "hay una mayor racionalización".

Si bien ha reconocido que esto puede generar un aumento de la estancia de los alumnos en las universidades hasta completar los estudios, tal y como temen los rectores, Morán también recordó que esto depende de las normas de cada universidad, que exigen la matrícula de un mínimo de créditos por curso. "Esto evitará que haya aulas donde nominalmente hay 100 alumnos en acta y solo asisten a clase un tercio. Será más racional el sistema en su conjunto", valoró.

Máximo histórico

Por otro lado, este curso se ha alcanzado el "máximo histórico" en cuanto al número de estudiantes matriculados en primer y segundo ciclo: el número de estudiantes matriculados en primer y segundo ciclo y en grado es un 3,1% superior al del curso anterior. Sin embargo, no se conoce el número de los matriculados en los master, pues el Ministerio alega que no se ha cerrado aún el periodo de inscripción de los mismos, que acaba en febrero.

El 54,3% del total de los estudiantes universitarios son mujeres. Su presencia es mayoritaria en todos los niveles de formación universitaria. La proporción de mujeres se incrementa entre todos los titulados universitarios hasta situarse en el 59,1% de media.

Mayores de 30 años

Además, los mayores de 30 años constituyen el grupo de edad que más ha aumentado en el último curso del que se tienen datos (2011-2012), un 5,5 por ciento respecto al anterior y un 82,8 por ciento en diez años. Esto, a juicio de Morán, es un dato "muy positivo", que refleja que este colectivo "busca en la universidad la formación continua". Asimismo, ha indicado que, frente al desempleo, éste es un elemento positivo para las universidades porque se trata de alumnos con "mucho interés".

En cuanto a las ramas de conocimiento, el informe destaca la pérdida de estudiantes en Ciencias, un 27,3 por ciento en los últimos diez años. Las matrículas en algunas ingenierías y Arquitectura caen, un hecho que desde el Ministerio de Educación a la búsqueda por parte del alumnado de estudios relacionados con un mayor empleabilidad.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD