Menú

El coste de la reforma educativa de Wert

Cuanto mayor sea el éxito de la reforma, lo que supondría una reducción del abandono escolar, más altos serán sus costes.

12

Los costes directos que supondrá la implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) se han incrementado por cinco con respecto al primer borrador de la reforma. De tal manera que el Ministerio de Educación estima que el total de estos costes directos ascienda a 408 millones, según han informado fuentes del departamento que dirige José Ignacio Wert. De estos 408 millones, 23 se gastarían en el primer año de implantación, 130 en el segundo y 255 el tercero.

También, las reválidas serán costeadas por el Estado, cuyo gasto se prevé que ascienda a 1,5 millones las de Segundo y Tercero de Primaria, y a 2,3 millones la del final de la ESO. La de Bachillerato no se incluye en la memoria puesto que sustituye a la Selectividad.

Los costes indirectos, las CCAA

La memoria económica que acompaña a la reforma será discutida entre el ministro y los consejeros autonómicos del ramo el próximo 7 de febrero en la Conferencia Sectorial de Educación, tras enviarles este miércoles el documento. Se prevé que los costes indirectos, como el trasvase de alumnos hacia los ciclos de Formación Profesional, lo asuman las autonomías, aunque este punto será negociado en el encuentro del mes que viene. Estos costes indirectos, explican desde el Ministerio, dependerán del éxito que tenga la reforma a la hora de atraer estudiantes hacia la FP dual: cuanto mayor sea el éxito, mayores serán los gastos. En concreto, la FP básica –dos cursos obligatorios– costará 112 millones de euros aproximadamente.

El alto índice de población escolar en el ámbito rural en algunas comunidades, los dos itinerarios de 4º de la ESO –hacia Formación Profesional o Bachillerato–, un menor ahorro del previsto con la compactación del Bachillerato, tras otorgar más autonomía a las comunidades y centros en la fijación de asignaturas y carga lectiva, y la financiación de la nueva Formación Profesional Básica han quintuplicado el primer presupuesto, tal y como ha precisado a los medios la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio.

El Ministerio se plantea tres escenarios posibles en cuanto al trasvase de alumnos hacia Formación Profesional se refiere y por, tanto, sus respectivos costes.

  • En el primero, que se matricule un 50% en Bachillerato, un 20% en FP de grado medio y un 10% en FP básica, lo que supondrá un coste estimado de 50 millones
  • En el segundo –el más realista para Educación–, que el 50% del alumnado escoja la opción del Bachillerato, el 20,55% la de FP de grado medio y el 12,5% la de FP básica, lo que el coste estimado se elevaría a 334 millones.
  • Y en el tercer escenario, que sería el más optimista para el Ministerio en cuanto supondría una bajada importante de la tasa de abandono escolar y estimado en 927 millones, prevé un 55% en Bachillerato, un 25% en FP de grado medio y un 12,5% en FP básica.

Cada alumno de FP cuesta al año 6.000 euros

"Los costes indirectos tendrán que ajustarse a los presupuestos de las comunidades autónomas. Dependerá de si se logra convertir la FP en una alternativa" real, señalaron las fuentes ministeriales. Y es que esta formación profesional es muy cara, "mucho mayor que la académica": cada alumno cuesta al año, como mínimo, 6.000 euros. "Estos costes serán asumidos en principio por las comunidades autónomas, pues tienen transferidas las competencias de la gestión". Pero esto se tendrá que negociar el próximo día 7.

Su aplicación no será hasta el curso 14-15

En cuanto a la aplicación de la reforma educativa, el Ministerio de Educación estima que sea en el curso 2014-2015 o incluso en 2015-2016, pero en ningún caso el que viene, pues no será hasta antes de verano cuando la apruebe el Congreso de los Diputados, y no habrá tiempo para preparar los currículums de las asignaturas ni los libros de texto.

Fuentes de este departamento señalan que el retraso de unos meses se debe al proceso de negociación abierto con la comunidad educativa y a las seis conferencias sectoriales celebradas, fruto de las cuales se han incorporado modificaciones y propuestas al texto normativo que se encuentra en fase de anteproyecto. Ha existo "una crítica reiterada de que no se está negociando y llevamos meses totalmente implicados en esta negociación", señalaron las fuentes.

Ahora mismo la tasa de abandono escolar es del 26%. El objetivo del Ministerio de Educación es dejar esa tasa en el 15% en el curso 2018-2019, apuntaron las fuentes ministeriales.

El coste dependerá del éxito de la reforma, insisten. Si finalmente es exitosa y las CCAA "no pueden hacer frente" a ese gasto, "volveremos a renegociarlo", afirmaron. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco