Menú

Dudas sobre el papel de González en Doñana tras aprobarse el gaseoducto

Los ecologistas han anunciado que llevarán a la Unión Europea la resolución por el grave daño que supone para Doñana.

2

El PP pidió en septiembre de 2011 en el Parlamento andaluz un análisis sobre la posible incompatibilidad de los cargos del expresidente del Gobierno Felipe González como presidente del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana y como consejero y de Gas Natural. Ahora, la compañía Petroleum Oil & Gas España, filial de Gas Natural, de la que era y es accionista y consejero Felipe González, ha logrado que el Gobierno dé el visto bueno a la explotación y almacenamiento de gas en el suelo -fuera del espacio protegido-, de Doñana a pesar de la oposición de los grupos ecologistas.

Felipe González dimitió, visto está que oportunamente, el pasado mes de diciembre como presidente del Consejo de Participación de Doñana, alegando "falta de tiempo" para asistir a los plenos de la institución. De hecho, apenas asístía a sus reuniones mientras ya se estaba tramitando la aprobación del proyecto. Por tanto, la decisión del Gobierno se ha producido un mes y medio después de que el ex presidente del Gobierno abandonara el organismo que regula la gestión del espacio protegido.

Según el gobierno del PP, el proyecto conocido como El Saladillo "no producirá efectos adversos significativos en el medio ambiente" de esta reserva de la biosfera y por tanto la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) ha sido favorable. Se trata de conseguir gas natural y utilizar los yacimientos subterráneos, lo que implica construir un gaseoducto de más de 18 kilómetros en el término municipal de Almonte que pasará a pocos metros del Parque Natural. 

El Gobierno puso en marcha el Plan de los Sectores de Electricidad y Gas y el Desarrollo de las Redes de Transporte para el periodo 2002-2011 con el fin de reducir la dependencia energética y prevé el desarrollo de infraestructuras de almacenamiento de gas natural en diferentes localizaciones, como es el caso de Doñana.

Aunque en la resolución se afirma que se evitarán consecuencias indeseables sobre las especies presentes Doñana, sobre todo en la reproducción de aves y mamíferos y en aquellas por donde discurre el lince ibérico como es el caso de los arroyos de la Rocina, La Cañada y El Gato, las lagunas de Los Ánsares, el Vento y Pinar del Conde, los ecologistas, según cuenta El Mundo, han anunciado que llevarán a la Unión Europea la resolución por el grave daño que supone para Doñana.

La empresa de la que es consejero Felipe González ya tenía concedida la explotación de hidrocarburos en dos parajes de la zona y tras esta resolución culmina una batalla burocrática que comenzó en 2008. 
 

González y Doñana

Nadie explicó muy bien qué hacía un hombre como Felipe González en el Consejo de Participación de Doñana, un ente de la Junta que presidió desde diciembre de 2009, aunque inmediatamente se vinculó su presencia con hacer la vista gorda ante el proyecto de construcción del gaseoducto promovido por una filial de Gas Natural, la empresa que pocos meses después lo nombró consejero tras ser accionista de la misma.

Justamente tres meses después de que el Gobierno Zapatero aprobase la autorización medioambiental de un proyecto que algunos ecologistas veían como una "amenaza" para Doñana, Gas Natural convirtió a González en consejero de la Compañía.

Aunque debería haberse pronunciado, el Consejo de Participación de Doñana, por entonces presidido ya por Felipe González, no fue consultado sobre la obra y el proyecto. González nunca protestó ni dijo nada sobre el tema.

Sin embargo, la organización ecologista Adena señaló que era "necesario el sometimiento del mismo al trámite de informe preceptivo del Consejo de Participación de Doñana -organismo que sustituyó en 2007 al Patronato y la Junta Rectora del Parque- , tal y como recoge el decreto de la Junta que regula los órganos de gestión y participación del Espacio de Doñana". La reclamación de Adena nunca fue atendida y el Consejo no abordó el asunto.

El PP andaluz lo cuestionó

Según dijo entonces Antonio Sanz, secretario general del PP andaluz, "hace tiempo que la gestión en torno al parque tiene demasiados interrogantes", entre ellos, la situación de Felipe González como presidente del Consejo de Participación, por lo que presentó una iniciativa para pedir explicaciones sobre esa situación y sobre la posible incompatibilidad que pueda existir "con intereses empresariales que le vinculan".

Tras advertir de que esta situación no era la "adecuada" si se tiene en cuenta que "chocan intereses", el dirigente popular aclaró que cualquiera puede tener relación con empresas "pero no que tengan que ver con las decisiones que tienes que tomar, autorizar o amparar", en alusión a Felipe González.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios