Menú

El JEMAD advierte de que "con el presupuesto actual no se mantiene la Defensa eternamente"

Cree que el apoyo a la industria de Defensa debe ser algo "secundario". Deja el envío del hospital a Turquía en interrogante.

0

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, no considera que la transformación de los Ejércitos y la Armada en la que están trabajando pase por la "reducción de personal" como "condición prioritaria". De hecho, sostiene que los planes que se están "barajando" contemplan cifras "muy cercanas" a las que hay "actualmente".

Así lo ha asegurado el jefe de la cúpula militar en una entrevista con Europa Press, en la que ha analizado la situación actual de las Fuerzas Armadas y las perspectivas de futuro. Con cuatro años de recortes consecutivos en Defensa, el almirante García Sánchez ha insistido en que las Fuerzas Armadas "necesitan mayor presupuesto" y, sobre todo, un horizonte "estable y comprometido" que facilite el proceso de transformación que garantice que puede cumplir sus misiones.

"Estamos haciendo menos con menos, pero lo tenemos que hacer mejor", ha recalcado el JEMAD, que ha explicado que el desafío no está en seguir recortando, sino en ser más eficiente. "No hablaría tanto de ahorro, porque en realidad necesitamos mayores presupuestos, como de eficiencia en la utilización de los presupuestos que tenemos asignados", explica.

El jefe de las Fuerzas Armadas ha apuntado que, en la situación actual, se pueden mantener las capacidades de Seguridad y Defensa, pero ha avisado de que "no se pueden mantener con estos presupuestos eternamente". "Por eso hace falta un plan presupuestario a medio y largo plazo que facilite este proceso de transformación", ha insistido.

Por lo que se refiere al personal, el JEMAD ha indicado que se están "barajando" cifras próximas a las que hay ahora –actualmente 123.335 militares en activo– y ha explicado que "la adaptación y el ajuste fino" que se necesite "tendrá que ir haciéndose paulatinamente", conforme se vayan modificando "estructuras orgánicas y operativas" y se introduzcan nuevas tecnologías. "El personal hay que ir ajustándolo a las necesidades, no es un objetivo inicial y absoluto la reducción de personal", ha remachado.

Seguir con la moral alta y Ciberdefensa

El almirante ha aprovechado para recalcar que "los hombres y mujeres que constituyen las Fuerzas Armada" son su "elemento primordial" y su "principal capacidad". "Conseguir que estén formados, adiestrados y que mantengan una moral alta debe ser nuestro principal objetivo", ha dicho.

Preguntado acerca de por qué cree que los militares son tan bien valorados por la sociedad en las encuestas frente a la clase política, el JEMAD ha respondido que las Fuerzas Armadas son "un modelo de una organización que cumple las misiones y los objetivos que tiene encomendados". "Lo cumple intentando mantener y manteniendo una serie de valores, de entrega, de sacrificio, de lealtad, de disciplina, y todo esto al final es valorado por la sociedad", ha señalado.

Por lo que se refiere al material, el Estado Mayor de la Defensa pretende "sostener" y mantener los sistemas que poseen los Ejércitos y la Armada e ir integrando el material de los nuevos programas de armamento. Mientras tanto, mantiene la vista en las nuevas capacidades que quiere potenciar: ciberdefensa, operaciones especiales e inteligencia.

En concreto, el almirante ha explicado que el nuevo Mando de Ciberdefensa cuya creación anunció el ministro, Pedro Morenés, en la Pascua Militar, se está organizando ya y se prevé que tenga su "capacidad operativa inicial", esto es, con el "personal mínimo para empezar a trabajar", durante "el primer semestre" de 2014.

Según ha explicado, este nuevo mando va a estar integrado en la Estrategia Española de Ciberseguridad que aprobará próximamente el Gobierno y que estará "en principio bajo autoridad del CNI", y en concreto, se dedicará a la "vigilancia y defensa de los sistemas militares", aunque pueda "apoyar" en sus misiones a los otros "actores" que participen en estas tareas.

Esta nueva capacidad se integrará en los planes operativos de las Fuerzas Armadas y se desarrollará tanto el "aspecto defensivo" como "el aspecto ofensivo", como "un elemento más" para "dar seguridad" y "utilizar" en sus planes de operaciones.

El almirante ha apuntado que estas amenazas se están incrementando y como muestra ha explicado que los ataques sufridos por redes gubernamentales en 2012 duplicaron los recibidos un año antes. El año pasado, ha dicho, hubo "unos 3.000 ciberataques", la mayoría de ellos "de bajo nivel y calificados como leves".

Mando conjunto de operaciones especiales

Otro de los aspectos que el JEMAD está "empeñado" en impulsar es el de las operaciones especiales. Según ha dicho, ya existe un "núcleo conjunto de operaciones especiales", que está integrado en el Mando de Operaciones, pero el "objetivo final" al que se quiere "ir avanzando poco a poco" conforme se vaya teniendo "disponibilidad de personal y material" es "crear un Mando Conjunto de Operaciones Especiales".

Mientras tanto, las Fuerzas Armadas están pendientes de la revisión de los grandes programas de armamento que está haciendo el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, y que se conocerá en los próximos meses, un proceso en el que se harán "ajustes" a los contratos con la Industria.

Preguntado por cuál de estos grandes programas supone una necesidad más acuciante para los Ejércitos y la Armada, el jefe de la cúpula militar ha reconocido que los programas de helicópteros son "fundamentales", porque es necesario "mejorar la capacidad de las Fuerzas Armadas en transporte táctico y estratégico", tanto en el ámbito terrestre, como en el naval, como en la búsqueda y rescate.

Así, ha explicado que si tuviera que dedicarse a "uno solo", aunque no pretende hacerlo, se decidiría por el de helicópteros, porque es "el más sensible". "Pero en las Fuerzas Armadas hay que desarrollar las capacidades de forma equilibrada, porque si no puede ocurrir que tengamos una capacidad muy desarrollada, pero inutilizable  porque tenemos otra que no hace posible su utilización", ha recalcado.

Apoyo a la industria, tarea "secundaria"

El almirante ha defendido el papel de los militares en el apoyo a la industria, pero ha recalcado que es una "tarea secundaria" en el marco de sus actividades y operaciones. En cualquier caso, ha reconocido que "el día a día" de las Fuerzas Armadas es "la mejor propaganda" de los sistemas y equipos nacionales que utiliza, porque, en materia de Defensa, el cliente "no suele comprar sobre 'power point'".

Por otro lado, y a pocos días de que la Armada despida a su único portaaviones, el 'Príncipe de Asturias', el JEMAD ha reconocido que le entristece este momento, aunque ha apuntado que el "adelanto" de esta baja "no es tan grande". Tras casi 25 años de servicio, no se ha dispuesto de los 100 millones de euros que hubiera requerido alargar unos años su vida operativa.

"Me apena la baja del 'Príncipe de Asturias' tremendamente, como a todos los marinos, porque ha sido el buque insignia de la Armada española durante muchos años. Me da pena, pero, como todo en esta vida, todo llega", ha afirmado el almirante.

Dicho esto, ha recalcado que ya estaba "previsto" que fuera relevado por el buque de proyección estratégica 'Juan Carlos I', que mantiene la capacidad de 'ala fija'. "En la Armada era un proceso que tenía que llegar", ha dicho.

El hospital para Turquía, en interrogante

El JEMAD también se ha referido al ofrecimiento que hizo España a Turquía para el despliegue en su frontera con Siria del hospital 'Role 3' del Ejército de Tierra, el mayor hospital militar desplegable con que cuenta España, una capacidad de la que disponen menos de una decena de países en el mundo.

Según ha dicho, desde que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, anunciara el ofrecimiento de este hospital al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una visita de éste a Madrid, el Ministerio de Defensa sigue "a la espera" de que el Gobierno turco "realmente decida" cuándo y dónde se hace la entrega.

Los planes iniciales preveían que España sólo corriera con el traslado, mientras que el despliegue y utilización del hospital, para la atención de miles de refugiados que huyen de la guerra en Siria, sería asumido por el Gobierno turco. El plan era hacer una "cesión temporal de utilización".

Sin embargo, el JEMAD ha reconocido que Defensa tiene la "sensación" de que el proceso es "más lento" de lo que se esperaba y, de hecho, ha reconocido que dudan "si al final habrá un interés decidido para que se acometa". "Puede ser que al final no (se concrete)", ha admitido el almirante.

Varias alternativas en Afganistán

Mientras tanto, el Estado Mayor de la Defensa y, en concreto, el Mando de Operaciones, continúa organizando el repliegue de Afganistán, para el que existen "varias rutas posibles" que se están analizando. Según ha explicado, hay "diferentes opciones y se seleccionarán de acuerdo con el personal o material que se repliega", en lo que también influirá "la situación táctica o estratégica del momento" recomendará "una u otra ruta".

"Las rutas están definidas, pero tendremos que ir ajustándolo de acuerdo con la situación que se nos vaya presentando", ha indicado. Entre estas alternativas está la de Pakistán, la ruta "más económica", ya que es principalmente terrestre hasta el puerto de Karachi y a partir ahí, marítima. El JEMAD ha recordado que la OTAN está en negociaciones con Pakistán para "asegurar esa ruta", de manera que si las condiciones de seguridad lo permiten "se utilizaría también".

Por lo que se refiere a la situación actual, ha asegurado que los militares españoles están "satisfechos" con cómo están desarrollando las Fuerzas de Seguridad afganas las operaciones en la provincia de Badghis y confían en que, cuando se replieguen, "las Fuerzas Afganas afganas serán capaces de mantener la situación en la provincia".

El almirante ha recalcado que los militares españoles tienen "una gran preparación y una gran capacidad para adaptarse a las operaciones" actuales, en las que "se mezclan el apoyo diplomático, el apoyo al desarrollo y el puramente militar o de defensa". "Y la muestra de su capacidad y su buen hacer es la provincia de Badghis", ha insistido.

Respecto a la situación en Líbano, el JEMAD ha recordado que Naciones Unidas está en un "diálogo estratégico" con el Gobierno de este país para ver "el futuro de la misión", que España prevé finalizar, según ha dicho Morenés, no más allá de 2014. Por lo pronto, seguirá la reducción de militares españoles y en el próximo relevo se reducirá desde los 661 efectivos que hay ahora a los 558.

Finalmente, en relación con la 'Operación Atalanta' contra la piratería, el JEMAD ha señalado que la "aproximación global" que ha hecho la UE respecto a este problema, con operaciones diferentes de entrenamiento, seguridad y apoyo a la gobernabilidad, ha funcionado, y ha avisado de que si se eliminara uno de los esfuerzos podrían "cambiar las condiciones". Por ello, ha dicho, la evolución de "todos estos aspectos" determinará la continuidad de esta misión más allá de 2014, hasta cuando está comprometida inicialmente.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD