Menú

Trabajadores y alumnos de la UPM, contra los despidos y la gestión de su rector

La Universidad Politécnica de Madrid ha entrado en una crisis económica: el rector propone despidos y estudiantes y trabajadores critican su gestión.

0
La Universidad Politécnica de Madrid ha entrado en una crisis económica: el rector propone despidos y estudiantes y trabajadores critican su gestión.

Tras el anuncio la pasada semana de 301 despidos, trabajadores y estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han iniciado una serie de movilizaciones que han incluido asambleas, encierros y protestas de distinto tipo que han paralizado buena parte de la universidad..

Este jueves un grupo de estudiantes invadió el rectorado de la UPM y por la tarde trabajadores y alumnos mantuvieron un encierro en el salón de actos de este edificio. Durante el viernes por la mañana se han celebrado de nuevo asambleas, dentro del edificio y en su exterior, aunque el rector las había prohibido y trató de blindar el acceso al rectorado, algo que no ha hecho sino exacerbar más los ánimos de los que protestaban.

301 despidos de PAS

El principal punto de conflicto es el plan del rector Carlos Conde, nombrado hace apenas nueve meses pero que ya participaba de la gestión anterior como vicerrector de Ordenación Académica y Planificación Estratégica, de despedir a 301 personas que hasta el momento trabajaban como Personal de Administración y Servicios en la UPM, que según las cifras de los sindicatos son 2.370 en la actualidad.

Siempre según la versión sindical, ya que el rectorado no ha respondido a las llamadas de este periódico, el plan del rector supone un ahorro de 39 millones, de los que 24,7 se corresponden al capítulo salarial. También habrá recortes y ajustes por lo que respeta al personal docente, pero estos se ha negociado por otro lado y no ha generado conflictos, al menos hasta el momento.

Breve negociación y cuentas criticadas

Una de las quejas de los sindicatos es que el rector marcó tanto el inicio como el fin de la negociación, dejándoles sólo un día en el que no hubo ni siquiera un mínimo acercamiento de las posiciones. Tras las movilizaciones de este jueves, no obstante, el rector ha abierto de nuevo la negociación al retrasar el Consejo de Gobierno extraordinario que debería celebrarse este mismo fin de semana para aprobar estas decisiones.

Sin embargo, la principal queja de los sindicatos es la opacidad de las cuentas de la universidad, "ni siquiera sabemos exactamente qué es lo que hay que recortar", nos decía una de las representantes sindicales que, además, tachaba de "patética" la gestión de la universidad durante los últimos años.

De hecho, un análisis hecho público por CCOO cuestiona seriamente las cuentas de la UPM en los últimos años en lo que se dispone de lo que el sindicato denomina "datos veraces".

Lo cierto es que los datos de los que se hace eco CCOO son sorprendentes: si ha enero de 2010 la UPM disponía de un remanente de 43,5 millones de euros, dos años –enero 2012- después el remanente tenía un saldo negativo de casi 30 millones, después de que los ejercicios de 2010 y 2011 se saldasen con 23 y 49 millones en pérdidas.

El sindicato llama la atención también sobre el desfase del presupuesto de investigación en casi 40 millones de euros, con partidas de gasto tan significativas como 17 millones en "colaboración del personal investigador", otros 11 en "colaboración becarios proyectos investigación" y hasta 20 para "personal laboral contratado proyectos de investigación", sin olvidar 12 millones más en "otros gastos".

Más sorprendentes todavía resultan algunos gastos previstos en el presupuesto de este año: tres millones en gastos para la Gerencia de los cuales 274.000 euros son para "viajes y dietas"; u otros 300.000 euros en viajes para el vicerrectorado de Relaciones Internacionales.

Espíritu asambleario

Mientras tanto, trabajadores y estudiantes se unen en asambleas en las que se vitorean y aplauden consignas a favor de la "universidad pública" y se carga contra los recortes, el rector y la Comunidad de Madrid.

Los trabajadores lo tienen claro: "Cero recortes y cero bajada del salario", mientras que los alumnos reclaman no ya que no se vuelvan a subir las tasas –lo que es parte del plan del rector- sino que se vuelva a las anteriores a la última subida.

En esta línea, una representante sindical nos da una de las propuestas que están manejando y que piensan presentar en la negociación: "Si a los que somos personal laboral nos convierten en funcionarios se ahorrarían 2,3 millones en cotizaciones y seguridad social".

 

Tras la asamblea, un grupo de unos 200 estudiantes quiso ir hacia La Moncloa y fueron cortando las calles por las que pasaron durante unos dos kilómetros hasta su llegada al intercambiador de autobuses de Moncloa, donde decidieron dispersarse.

En España

    0
    comentarios

    Servicios