Menú

IU quiere importar a Andalucía el bolivarianismo de "chándal" y "calle"

José Antonio Castro cobra más de 5.000 euros al mes como diputado y portavoz del grupo.

0

El personaje clave de esta reivindicación bolivariana es José Antonio Castro, hasta ahora portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento andaluz y que ahora parece perfilarse como futuro coordinador de IU en Andalucía si el actual Diego Valderas, ahora vicepresidente de la Junta en el gobierno bipartito, finalmente, deja el cargo.

La pasada semana Castro dijo desear el socialismo del siglo XXI bolivariano para Andalucía y ayer se reafirmó en su convicción chavista: "Prefiero mil veces el chándal de los trabajadores que las corbatas y los puños blancos manchados de corrupción y de cuentas en los paraísos fiscales", expresión que fue acompañada por el aplaudo de socialistas y comunistas. Cada vez parece más cercana la profecía del diputado del PP, Jaime Reynaud, que anticipó que veríamos al presidente de la Junta con un chándal bolivariano.

Consultas populares

Cuenta La Razón que IU está reclamando a la Junta que explore la posibilidad de llevar a cabo un referéndum sobre los recortes a los que obligaría a la Junta el Gobierno central. Junto con los sindicatos UGT y CCOO quiso obtener otro sobre el cambio de políticas del gobierno Rajoy que incumplían su programa electoral, cosa que no pidieron sobre la misma situación bajo el gobierno Zapatero.

La iniciativa partió de Diego Valderas, después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegurara que Andalucía, al igual que las otras cuatro comunidades incumplidoras con el déficit en 2012 –la desviación equivale a 700 millones de euros–, tendría que revisar su plan de reequilibrio financiero e implementar nuevos ajustes.

Castro, en su turno, dijo: "¿Es que acaso están locos los sindicatos por pedir una consulta sobre los recortes ante esta democracia de baja intensidad?", añadiendo que "no hay que tenerle miedo a la voz del pueblo", abundó. Y pidió un "instrumento de consulta de la gente para gobernar con la gente...aunque el PP piense que somos populistas o que nos gusta ir con chándal".

Griñán se mostró abierto a que se discuta dentro del marco de diálogo que se mantiene entre todos los partidos en torno a las propuestas de transparencia y a explorar las posibilidades del artículo 78 del Estatuto de Autonomía que precisa que "corresponde a la Junta de Andalucía la competencia exclusiva para el establecimiento del régimen jurídico, las modalidades, el procedimiento, la realización y la convocatoria por ella misma o por los entes locales en el ámbito de sus competencias de encuestas, audiencias públicas, foros de participación y cualquier otro instrumento de consulta popular, con la excepción del referéndum".

La calle y las consultas

No explica sin embargo el gobierno bipartito y mucho menos Izquierda Unida qué sentido tiene que, cuando los ciudadanos son consultados, por ejemplo, en una convocatoiria electoral y da como resultado la victoria del PP por mayoría absoluta, entonces es necesaria la presión de la calle para alterar el resultado de la consulta.

Esta contradicción está directamente relacionada con la posición del coordinador general de IU, Cayo Lara, cuando animaba a "conquistar" en las calles lo que "de alguna manera" los ciudadanos no pueden hacer en el Parlamento, con el fin de contrarrestar el "rodillo" de la mayoría absoluta del PP.

"Hay que conquistar en las calles lo que de alguna manera no podemos hacer en el Parlamento", aclaró Lara en declaraciones a los medios de comunicación en la Puerta del Sol, en donde encabezaba una delegación de la confederación con motivo de las manifestaciones contra los recortes.

La pregunta es qué valor tienen las consultas cuando, si dan como resultado algo que no le gusta a Izquierda Unida, luego son seguidas por manifestaciones en las calles contra la decisión de la mayoría.

 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD