Menú

ETA anuncia "consecuencias negativas" tras el rechazo del Gobierno a negociar en Oslo

La banda terrorista  ha emitido un nuevo comunicado y amenaza con atentar. El Gobierno dice que su postura no cambia. 

0

En su tono habitual, ETA ha vuelto a emitir un nuevo comunicado en el que lanza nuevas amenazas si no se cumplen los tiempos y las formas que plantean.

En el texto, fechado el 17 de marzo, advierte de "consecuencias negativas" tras no haber avanzado en un proceso de negociación durante los meses en los que estuvo en Oslo, en referencia a la negativa del Gobierno a sentarse a negociar con la banda en la capital noruega. Además añade que el desarme no está incluido en su agenda con los verificadores internacionales.

En concreto, la banda afirma que "la disolución del espacio de diálogo es un paso atrás muy claro y traerá consecuencias negativas, ya que dificulta y retrasa la solución del conflicto", en alusión a la expulsión de los etarras de Noruega.

El desarme "no está ni ha estado en la agenda"

Al tiempo que lanzan este aviso, afirman que "el tema del desarme está fuera del mandato" recibido por los verificadores, por lo que "no está ni ha estado en la agenda de ETA" ni de los citados verificadores. 

En este sentido creen que los anuncios de un posible desarme se están utilizando de forma "malévola", a su juicio, para "ocultar la total responsabilidad que tienen los Estados en el bloqueo del proceso". Añaden que la banda "estaría dispuesta a hablar del desarme, pero dentro de una agenda para la superación definitiva de todas las consecuencias del conflicto". Traducido: no habrá entrega de armas incondicional

En el texto hay alusiones a los gobiernos del PSOE, del PP y también al PNV. Sobre los socialistas, apuntan que dejaron "pudrir" el "proceso" y abandonaron "todos sus compromisos" adoptados tras el comunicado del 20 de octubre de 2011 en el que anunciaban el "cese de la actividad armada". Del gobierno de Rajoy, indica que "tenía noticia detallada desde el principio de los avances" y "sabía que había un espacio de diálogo para superar las consecuencias del conflicto y que ETA tiene intención de llegar hasta el final".

Sin cambios en el Gobierno

La banda terrorista culpa en todo momento al Gobierno de Rajoy de la situación. Sobre su propio papel, dice que "seguirá trabajando por construir una resolución definitiva y que mantendrá activa la representación que ha designado". "No cederemos ante las dificultades, porque Euskal Herria merece y necesita la paz y la libertad", indica.

Las autoridades noruegas expulsaron de su territorio el pasado mes de febrero a los dirigentes de ETA que permanecían en el país escandinavo desde hacía meses. En concreto, tres de sus máximos representantes, David Pla, Iratxe Sorzábal y el histórico 'Josu Ternera' estuvieron allí con la protección de las autoridades locales al menos desde finales de 2011, tras la conferencia de Ayete.

Según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, la banda llegó a ofrecer durante este tiempo al Gobierno varias propuesta de diálogo que fueron rechazadas por Madrid. Estas mismas fuentes indicaron que el hastío de las autoridades noruegas ante la falta de avances fue la que determinó la expulsión de los terroristas.

Tras el comunicado, fuentes gubernamentales han indicado que no hay cambios y que el Ejecutivo de Rajoy mantiene su política antiterrorista, informa Pablo Montesinos. 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia