Menú

Pasión socialista por los Audi en la Fundación Pablo Iglesias

Mientras sus cuentas registraban unas pérdidas de casi 900.000 euros, la Fundación Pablo Iglesias disponía de varios vehículos de alta gama.

0
Mientras sus cuentas registraban unas pérdidas de casi 900.000 euros, la Fundación Pablo Iglesias disponía de varios vehículos de alta gama.
Algunos de los carteles del fondo de la Fundación Pablo Iglesias

Las últimas cuentas presentadas por una de las fundaciones históricas del PSOE, la Pablo Iglesias, a las que ha podido acceder Libertad Digital, revelan una llamativa gestión del que fuera uno de los buques insignias de la propaganda socialista.

La fundación, que está presidida por Alfonso Guerra, fue un su momento una de las más influyentes instituciones de este tipo de España, sin embargo hoy en día no parece conservar ese ascendiente y, de hecho, el ritmo de actividades que celebra u organiza ha caído en picado.

Además de Guerra, en su patronato figura buena parte de lo más grado del PSOE: Elena Valenciano, Zapatero, José Blanco, Caldera, Chaves, Borrell... así como el líder de UGT, Cándido Méndez.

Viviendo del dinero público

Probablemente, la caída de actividad en la Pablo Iglesias se deba, entre otras cosas, a la reducción del flujo de dinero público que permite la existencia de este tipo de instituciones. De hecho, los ingresos cayeron en 2011 –último año del que están disponibles las cuentas- desde los más de 2,5 millones de euros del año anterior a "sólo" 1,24 millones.

La mayor parte de estos ingresos provenían de la Fundación Ideas del PSOE, que recibe generosas subvenciones públicas. Concretamente, la institución presidida por Jesús Caldera proporcionó dos subvenciones por un monto total de 980.000 euros.

Además, la Pablo Iglesias obtuvo 212.000 euros en subvenciones directas de diversos organismos públicos: los ministerios de Presidencia, Ciencia e Innovación y Cultura, así como de Dirección General del Libro e incluso de la Comunidad de Madrid, de la que recibió 2.194 euros.

El resultado de esta caída en los ingresos, registraron unas pérdidas más que notables en este año: casi 900.000 euros. Un resultado que contrasta con el que había tenido el año anterior, en el que registró casi 150.000 de beneficios.

Resulta muy llamativo que, pese a la merma del dinero recaudado, la fundación aumentó sus gastos de personal en 45.000 euros. Esta partida es además una de las mayores del presupuesto, ya que supone 1.238.000 euros.

Pasión por los Audi

Pero todavía más llamativo resulta el destino de parte del dinero del que disponía la Pablo Iglesias. Así, tal y como reconoce su propio inventario, la fundación socialista dispone de cuatro vehículos Audi, al menos dos de ellos de alta gama.

Así, por un lado se reconoce un contrato de arrendamiento de un "Audi A6" por un valor de 41.132 años, con cuatro años de duración y que concluiría en el mismo 2011 de las cuentas disponibles.

Además, durante ese mismo año se adquiere otro Audi A6 por un valor de 54.738 euros, que se engloba dentro del capítulo de "inversiones efectivamente realizadas en la actividad propia en cumplimiento de fines", de la que supone más de la mitad. El precio consignado se correspondería en el mercado actual con el del modelo 3.0 TDI Quattro S Tronic 204 C, cuatro puertas automático.

Pero por si esto no es suficiente, en el inventario aparecen otros tres vehículos, uno que se da de baja después de un periodo muy corto de amortización, y otros dos adquiridos en 2007 y que cuatro años más tarde seguían formando parte del patrimonio de la institución.

Caras relaciones públicas

Otra partida de gastos importante es la de relaciones públicas, que asciende a 622.331 euros. De esta cantidad 172.368 euros corresponden a publicidad y propaganda, mientras que otros 131.306,36 euros se destinaron a gastos de teléfono, comidas, locomoción y material de oficina. Además, junto a la denominación: "otros profesionales" se consigna un importe de 144.041 euros.

Con todo este dinero la Fundación Pablo Iglesias organizó, durante el año 2011, una serie de actos: dos conferencias; un curso que se celebró dentro de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo; un encuentro sobre derechos humanos; y tres jornadas. Además, se publicaron cuatro números de la revista Letra Internacional y otros dos de Cuadernos de Alzate.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios