Menú

Criminología de la UCJC, pionera en España en "huellas de oreja"

El colaborador de esRadio declara que el otograma "es uno de los avances más espectaculares" de esta ciencia.

Libertad Digital
1

El otograma o "huella de oreja" es un método más para identificar personas, además de las huellas dactilares o las piezas dentales. Normalmente las huellas latentes de este tipo quedan en la superficie de puertas, cristales y otras, en las que los delincuentes merodeadores han apoyado la cabeza para escuchar si hay alguien en el interior.

El Departamento de Criminología de la Universidad Camilo José Cela ha decidido tomar la "huella de oreja" a los alumnos que se interesen por cursar esta carrera "como una promesa de que en sus aulas descubrirán todas las potencialidades de la ciencia contra el crimen", según el doctor Francisco Pérez Abellán, director del título.

"El otograma es uno de los avances más espectaculares de la ciencia criminológica", afirma Pérez Abellán, y añade que "en la universidad Camilo José Cela los secretos de la Criminología comienzan con las técnicas de identificación y terminan aprendiendo a investigar en vivo".

Incidir en la importancia del criminólogo

La iniciativa de la UCJC pretende incidir en la importancia creciente de los criminólogos, ahora que está de plena actualidad el proceso de aceptación del colegio madrileño de licenciados de este Grado, que permitirá subrayar la relevancia de la figura del científico en la prevención y el tratamiento de la delincuencia.

A partir de ahora, todos los aspirantes a criminólogos que se presenten en el campus de la UCJC a interesarse por los detalles del Grado de Criminología serán obsequiados con la "huella de oreja" que se llevarán a casa en una ficha de indentikit, perfectamente preparada para no conculcar la ley de protección de datos, como prueba de todo lo que las modernas técnicas son capaces de hacer para resolver un misterio criminal.

En los últimos tiempos, en la universidad Camilo José Cela, dos nuevos doctores han conseguido su grado con la máxima calificación por tesis sobre el otograma. Los primeros alumnos que se han sometido a esta la prueba son los que están cursando el Primer Master Oficial de Criminología y Criminalística, que permite obtener el doctorado y que disfrutaron de esta técnica, poco conocida pero eficaz, con la que ya se han resuelto varios juicios.

Utilizado en Palencia

La Policía Nacional utilizó el otograma por primera vez en Palencia, en el atraco a una vivienda ocurrido en 15 de diciembre del año 2000. A una señora llamada Jacinta M. le sustrajeron diversas joyas por valor de un cuarto de millón de las antiguas pesetas. Los atracadores habían utilizado guantes, pero no contaban con que el inspector jefe de la Brigada de Policía Científica buscara las "huellas de oreja" en la puerta que habían destrozado para entrar. En Santander, una banda de 13 ladrones extranjeros fueron capturados debido a "las huellas de oreja" que habían dejado en distintos domicilios asaltados.

El otograma fue admitido por el juez en la primera de estas causas que llevaría a una vista oral con condenas para todos los encausados puesto que pudo probarse que no hay dos orejas iguales, ni tampoco dejan la misma huella las orejas de una misma persona. Es decir, que son claramente únicas, y por tanto, válidas para la identificación. A día de hoy, solo en Palencia, se cuenta con una base de datos de más de 500 otogramas y se sabe que otros casos se han resuelto por este procedimiento en Lérida, Burgos, Gijón y Orense. En el campo internacional, el mayor experto en otogramas es el holandés Cornelius Van del Lugt, que resolvió su primer asunto de este tipo en 1965.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco