Menú

La Guardia Civil usará aviones no tripulados para controlar la frontera marítima

Fernández de Mesa cree "imposible" luchar contra las mafias "con medios únicamente humanos".

20
Fernández de Mesa cree "imposible" luchar contra las mafias "con medios únicamente humanos".
Arsenio Fernández Mesa, durante la primera reunión del CLOSEYE. | Guardia Civil

Aviones no tripulados para las fronteras marítimas. La Guardia Civil trabaja ya en la modernización de su tecnología para vigilar y controlar las aguas territoriales españolas y, para ello, incorporará aviones no tripulados, así como satélites y aeróstatos. "Es imposible luchar contra las mafias con medios únicamente humanos", dijo el director general del Instituto Armado, Arsenio Fernández de Mesa.

Está previsto que estos nuevos medios estén ya en funcionamiento en el año 2017. El número de aparatos no tripulados que se comprarán no está decidido todavía y dependerá del coste de las unidades, aunque el presupuesto establecido es de 12 millones de euros, de los que 9,2 millones serán aportados por la Unión Europea.

En el proyecto, denominado "CLOSEYE", participarán también la Guardia Nacional Republicana portuguesa y la Marina Militar italiana, y contará con el apoyo de otros organismos con peso en el sector, como la Agencia Espacial Italiana, el Centro Europeo de Satélites y la empresa consultora ISDEFE.

Se estructura en tres fases a lo largo de 38 meses. La primera de ellas servirá para definir las bases del servicio de vigilancia marítima uniendo los datos que provienen de los actuales sistemas con los que se reciben de aquellos basados en observación por satélite o sobre plataformas aéreas no tripuladas. Una vez definido dicho servicio, en la segunda fase, a través de la correspondiente licitación pública, se encargará a la industria el desarrollo e integración de un prototipo, con el que se comprobará la validación real y sobre el terrenos de las soluciones inicialmente diseñadas.

La validación operativa se realizará en operaciones conjuntas dirigidas por FRONTEX (Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión), lo que permitirá definir un estándar para la incorporación de las nuevas plataformas para la vigilancia marítima.

Por último, la tercera fase del proyecto se centrará en la evaluación de los datos obtenidos en la fase anterior, y establecerá los fundamentos para la homologación de servicios y sistemas de similares características para su suministro al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad europeos.

Durante la reunión de lanzamiento del proyecto, que tuvo lugar en la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid, el director general del cuerpo indicó que el Instituto Armado "ha desarrollado una serie de iniciativas y proyectos tecnológicos que lo han situado como referencia en la proyección de la seguridad pública en la mar, especialmente en lo que se refiere a la lucha contra la inmigración irregular y al control de las fronteras".

En este sentido aseguró que "el compromiso permanente de la Guardia Civil en el control de fronteras es una pieza fundamental en la actividad global del Cuerpo, puesto que se salvaguarda la seguridad de los españoles y del resto de los europeos, a la vez que se trata de proteger las vidas de aquellas personas que ven a Europa como una esperanza de futuro".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios