Menú

Soraya, sobre la reforma de la administración: "No se sabía ni lo que había ni lo que se tenía"

La vicepresidenta ha justificado el retraso en la reforma de la Administración: "No se hace de un día para otro". También pide "generosidad". 

LD / Agencias
63

La vicepresidenta del Gobierno ha tenido que hacer frente este viernes a las preguntas de los periodistas que se interesaban por saber para cuándo estará lista la prometida reforma de la Administración local y autonómica anunciada por el Ejecutivo.

Y es que tras el Consejo de Ministros del pasado viernes, donde se anunció una nueva subida de impuestos, y, sobre todo, tras las manifestaciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid – "hay que acometer una reforma radical y sin precedentes de las administraciones" – el foco en este sentido está sobre el Gobierno más que nunca.

Soraya Sáenz de Santamaría ha justificado la tardanza en la aprobación de dicha reforma afirmando que es "difícil" y subrayando que es un cambio que "no se hace de la noche a la mañana". Según la número dos del Ejecutivo, esta reforma requerirá "un cambio de mentalidad absoluta" y ha recalcado que exigirá "esfuerzos por parte de todos"

"Está claro que hay que hacerla aunque algunas cosas gustarán más y otras menos", y ha recordado que supondrá un ahorro de 8.000 millones de euros en dos años. El informe con las conclusiones sobre esta reforma se publicará antes del 30 de junio, ha asegurado la vicepresidenta.

Mensaje al PSOE

En la rueda de prensa, Soraya ha hecho mención explícita al PSOE al pedir ese "esfuerzo de generosidad y entendimiento". "Hay que cambiar las cosas" y "para hacer la tortilla hay que romper huevos", ha explicado. Según ha dicho, hasta ahora la reforma en la administración era "por adición" y ahora "eso se está cambiando" con el objetivo de que no haya "compartimentos estancos". Requerirá, ha insistido, "un cambio de mentalidad". Y ha destacado que para hacer los cambios era necesario conocer la situación: "No se sabía ni lo que había ni lo que se tenía". 

Preguntada directamente por las declaraciones de Esperanza Aguirre pidiendo menos gasto y recortes en lo público, la vicepresidenta, si bien ha dicho que la "tarea" del Gobierno no es "comentar declaraciones", ha dado la "bienvenida" a los dirigentes políticos que "estén dispuestos a trabajar y a aceptar que hay que cambiar mucho, también en el ámbito autonómico".

Asimismo, ha querido remarcar que las políticas que aplica al PP "en sus distintos ámbitos" son "equivalentes" a las del Gobierno, ya que ha asegurado que ambos creen que "el esfuerzo debe hacerse en una reducción del gasto, y especialmente del gasto público, y en menor medida en materia de ingresos". "Ese es nuestro programa", ha afirmado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation