Menú

Gesto por la paz se disuelve y pide “humanizar” el trato a los presos de ETA

  El colectivo surgido en los 80 da por concluida su misión. 

El colectivo Gesto por la Paz ha puesto punto y final a 28 años de historia en un acto en en el que ha pedido a ETA su "desaparición definitiva" a la vez que ha solicitado que se "humanice" el trato a los presos de la banda terrorista.

La disolución ha tenido lugar en la XXV Asamblea General de la coordinadora, celebrada en Bilbao, y ha contado con el voto a favor del 97 por ciento de los socios, informa Servimedia. El acto también ha servido para aprobar un comunicado en el que se asegura que ha quedado demostrado que "la izquierda abertzale es quien tiene mayor capacidad de influencia" sobre ETA y, por lo tanto, "mayor responsabilidad" para que se produzca la desaparición definitiva de la organización terrorista.

El colectivo ha defendido asimismo que se debe "humanizar el tratamiento de los presos" a través de "una aplicación normalizada de la legislación vigente". "La política penitenciaria debe facilitar los procesos individuales de reinserción que partan del reconocimiento crítico del daño causado", indica el escrito.

Gesto por la Paz también ha solicitado que se reconozcan "a todas las víctimas generadas por ETA, GAL, otros grupos terroristas y la violencia ilegítima de las Fuerzas de Seguridad en su lucha antiterrorista". Al mismo tiempo, ha pedido a los partidos de la órbita de ETA que no se refugien "en esta apelación a todas las víctimas para no realizar el reconocimiento específico hacia las víctimas de ETA y no asumir su responsabilidad por haber contribuido de manera decisiva en la perpetuación de esa violencia durante años".

"Han sido cerca de 1000 personas asesinadas por el terrorismo y miles las que tienen señaladas en su cuerpo las pruebas del dolor y la intransigencia. Durante muchos años fueron invisibles a nuestros insensibles ojos. Ellas son el motor que empuja la deslegitimación de la violencia", señala el comunicado.

Gesto por la Paz ha querido agradecer a todas aquellas personas que "rompieron con el miedo y la indiferencia y se comprometieron activamente con esta sociedad" y que "se revelaron ante la violencia y se solidarizaron con cada víctima" El escrito asegura además que el "cese definitivo de la actividad armada" de ETA ha permitido recuperar "el derecho a vivir en paz y en libertad".

"Siempre hemos manifestado que nuestra vocación era la de desaparecer. Gesto por la Paz surgió desde una perspectiva ética de defensa de los Derechos Humanos, ante la necesidad de mostrar el rechazo a la utilización de la violencia como medio para alcanzar supuestos objetivos políticos", señala la coordinadora. El próximo 1 de junio tendrá lugar en Bilbao un acto público en el que Gesto por la Paz se despedirá oficialmente

Temas

En España

    0
    comentarios