Menú

Margallo: "Es una magnífica noticia porque es una infanta de España"

Moncloa estaba en contra de la imputación. Ve en la decisión de la Audiencia una “magnífica noticia” y trabaja para recuperar la imagen de la Corona.

81
Moncloa estaba en contra de la imputación. Ve en la decisión de la Audiencia una “magnífica noticia” y trabaja para recuperar la imagen de la Corona.
Margallo, en el Senado | EFE

Para Mariano Rajoy la cuestión queda zanjada: no hay caso. La Infanta doña Cristina deja de estar imputada y su nombre queda fuera de toda sospecha, a ojos gubernamentales. Más aún, desde los círculos de poder transmitieron su “satisfacción” y arrojaron críticas, en privado, hacia el juez José Castro, “que buscaba, por encima de otra cosa, notoriedad”.

Fue el ministro de Exteriores, el mismo que reconoció el desgaste de la Corona cuándo se conoció la imputación, el que mejor evidenció el sentir del gabinete: “Es una magnífica noticia porque es infanta de España”, declaró en los pasillos del Senado. Desde el Partido Popular, Alfonso Alonso se sumó a la alegría porque doña Cristina se aleje del banquillo: “Me alegro de que se haya levantado la imputación”, fueron sus palabras.

Con esta decisión de la Audiencia Nacional y tras la expectación inicial que dan por descontada, el Gobierno espera que se pase página y la Familia Real en su conjunto inicie la remontada. El Gobierno siempre se mostró en contra de la imputación de la infanta. La consigna era que la hija del monarca quedara fuera del proceso judicial y la barrera quedara delimitada en su marido, Iñaki Urdangarín. Sobre él siempre prevaleció la idea de que recayera todo el peso de la ley.

Así, mientras que el día de la imputación se dio el silencio por respuesta, en esta ocasión se demostró alegría y alivio. Aunque esto, en todo caso, no suponga que el problema haya quedado resuelto. “Ahora tenemos que trabajar todos juntos para que la Monarquía vuelva a estar en el lugar dónde le corresponde”, incide un asesor del Ejecutivo.

En el Gobierno se ha instalado la teoría de que don Juan Carlos tiene que aguantar hasta que vengan tiempos mejores y don Felipe se encuentre con un panorama más fácil. El último CIS muestra una desafección nunca vista hacia la institución, y en Moncloa entienden que no se debe de producir el relevo. El presidente, que despacha semanalmente con el Rey, ha elogiado que esté trabajando por el consenso en los asuntos de Estado.

En todo caso, desde el Ejecutivo ven muy difícil que la infanta vaya a recuperar presencia pública: “Zarzuela ya ha buscado una nueva ubicación para las infantas y ha delimitado claramente cuál es el núcleo duro”. Esto es, salvado el escollo de la imputación, el Gobierno trabajará por recuperar la imagen de los Reyes y el Príncipe y su familia.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios