Menú

Los huidos de ETA, uno de los grandes problemas de la banda, entran en escena

Han preparado un acto en la ciudad de Biarritz. ETA les permite ahora hacer reivindicaciones y que intenten regresar al País Vasco.

10
Han preparado un acto en la ciudad de Biarritz. ETA les permite ahora hacer reivindicaciones y que intenten regresar al País Vasco.
Pintadas proetarras en una localidad navarra. | Archivo

El polideportivo de Irati, ubicado en la localidad francesa de Biarritz, junto a la frontera española, será este sábado el escenario de un acto público que llevarán a cabo los huidos y deportados de ETA. El objetivo, según anunciaron ellos mismos al convocarlo, es hacer su propia "aportación al proceso de paz" y, con toda probabilidad, no será más que una súplica al Gobierno español para poder regresar al País Vasco.

Tanto los huidos de ETA, aquellos que desaparecieron por tener cuentas pendientes con la justicia española o porque pensaban que podían ser detenidos por su relación con la banda, y que se escondieron en algunos países de Europa y, principalmente, en Hispanoamérica, como los deportados, aquellos que participaron en negociaciones entre los Gobiernos de Felipe González y ETA, son actualmente uno de los grandes problemas de la organización terrorista.

Con una estructura al borde del colapso, aunque con posibilidad operativa todavía de asesinar, ETA ha visto como después de un trabajo de décadas las Fuerzas de Seguridad del Estado la han derrotado policialmente, y ya sólo le queda vender ante su público como un relativo éxito de sus cincuenta años de asesinatos que estos huidos y deportados, así como los presos que cumplen condena, puedan volver a sus domicilios como si nunca hubiese pasado nada.

Es por ello que pese a que durante décadas tanto la organización terrorista ETA como todas sus estructuras sociales (Askatasuna, Gestoras Pro-Amnistía…) y políticas (HB-EH-Batasuna) había prohibido a sus huidos y refugiados hacer ningún tipo de reivindicación o tener contacto alguno con la delegaciones diplomáticas españolas, en los dos últimos años les han dado vía libre para hacerlo. Muestra de ello es que éste será el segundo acto público de los huidos, tras el que realizaron también en el sur de Francia en noviembre de 2012.

En el último año y medio, casi medio centenar de estos etarras sin aparentes causas pendientes con la justicia, o bien porque los delitos por los que fueron encausados ya han prescrito o bien porque las Fuerzas de Seguridad no consiguieron probar con los años su relación con ETA, se han llegado, incluso, a registrar en el Consulado de España en Bayona, con el objetivo de regularizar su situación y poder preparar un posible regreso al País Vasco.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha hablado varias veces del tema en los últimos meses, en los que ha informado de que en su ministerio se "trabaja desde hace tiempo" para que los etarras huidos sin causas pendientes puedan volver a España "de forma ordenada". "No hay ningún plan para su vuelta", ha dicho, aunque siempre ha advertido de que "aquellos refugiados o huidos que tengan causas pendientes, que respondan ante ellas".

Pero la situación judicial de algunas de estas personas podría sufrir un vuelco en cualquier momento. Y es que tanto los agentes de la Guardia Civil como del Cuerpo Nacional de Policía siguen investigando muchos de los atentados que la organización terrorista ETA ha llevado a cabo desde el inicio de la democracia. De hecho, todavía quedan por esclarecer a los responsables directos del asesinato de algo más de 300 víctimas de la banda, además de a los implicados en centenares de atentados terroristas sin víctimas mortales.

Mientras tanto, ante lo que pueda ocurrir este sábado, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE) remitió esta semana una carta urgente al ministro francés de Interior, Manuel Valls, en la que le pide que los policías galos identifiquen e investiguen a los participantes en el acto por si alguno tiene causas pendientes con la justicia.

También la asociación Dignidad y Justicia ha tomado medidas. En un escrito remitido a la Audiencia Nacional denuncia que siete de los huidos de ETA que tomarán la palabra en la localidad francesa tienen requisitorias pendientes de este tribunal por "diferentes delitos, entre ellos atentados terroristas de gran gravedad".

Se trata de los etarras Jesús Lucio Abrisqueta Corta, Joaquín Aranalde Olaondo, Alfonso Echegaray Achirica, Raquel García Arranz, Jesus Maria Lariz Iriondo, Tomás Linaza Echeverria y Eloy Uriarte De Guereñu.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios