Menú

Los ríos del Pirineo ya no aguantan más agua entre el deshielo y la lluvia que no cesa

También han sido desalojadas decenas de vecinos en el Valle de Benasque, en Huesca, por culpa del desbordamiento del Ésera.

0

Los ríos del Pirineo ya no pueden abarcar más agua. A la época del deshielo y un invierno especialmente lluvioso se han unido intensas e inesperadas lluvias registradas desde ayer y se están desbordando.

El síndic de Arán, Carles Barrera, ha hecho un llamamiento a los vecinos de la comarca para que se pongan a salvo y eviten los desplazamientos en una zona que está sufriendo el desbordamiento del río Garona y sus afluentes y donde varios puentes se han roto y las presas de alta montaña están desbordadas.

Barrera ha explicado a los periodistas que las empresas eléctricas le han informado de que varias presas situadas en la alta montaña están vertiendo agua por encima de sus paredes, lo que está incrementando el caudal de los ríos que bajan de la montaña y que "esta aportación inesperada de agua agravará la situación".

Un puente en Artíes y otro en Salardú ya han cedido a las embestidas del agua y se han roto, mientras que en Bossost la carretera nacional está cortada. Mientras muchos vecinos que viven junto a los ríos han abandonado sus casas y se han ido a domicilios de familiares y otros han sido evacuados al Parador Nacional de Artíes.

"Tenemos todos los puentes saturados, pedimos a los vecinos que eviten desplazamientos porque toda la circulación interior está seccionada", ha explicado Barrera. "El río Garona ya va por donde quiere, ya no tiene lecho", ha dicho el síndic de una comarca donde hay miles de vecinos sin agua, sin luz y sin señal de televisión.

Las intensas lluvias registradas en las últimas horas también han provocado el aumento del caudal de los ríos Noguera Pallaresa y Noguera Cardós, y el corte de la carretera N-230 desde Vielha hasta la frontera con Francia.

La carretera C-28 también se ha cortado a causa de las inundaciones a la altura de Naut Aran, municipio que ha activado su Plan Municipal de Alerta. Por otro lado, las precipitaciones han provocado cortes en el suministro eléctrico, de manera que unos 4.000 abonados de la zona se han quedado sin luz. Asimismo, las lluvias han provocado, en el ámbito de la enseñanza, la suspensión de todo el transporte escolar en el valle y algunos centros educativos no han abierto esta mañana. Las inundaciones también han afectado al Golf de Salardú, cuyas instalaciones han quedado muy afectadas por la crecida del río.

Extremar precauciones

Protección Civil de la Generalidad ha puesto en fase de emergencia el Plan Inuncat y ha hecho un llamamiento a extremar las precauciones en el Valle de Arán por las crecidas de los ríos, recomendando a la población que no se acerque a los cauces y que se informe sobre los cortes de la red viaria.

La situación podría empeorar en las próximas horas debido a la previsión del Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) de que continúen los episodios de lluvia a lo largo del día. Los embalses que presentan actualmente más caudal son el de Camarasa, el de Boren, el de Torrassa y el de Tavascán.

El Ésera se desborda en Huesca

También el desbordamiento del río Ésera en el Valle de Benasque, en el Pirineo de Huesca, ha llevado a los servicios de Protección Civil a ordenar el desalojo de decenas de vecinos de las poblaciones de la zona y mantiene aisladas las localidades de Benasque y Castejón de Sos.

Las aguas desbordadas han inundado dos tramos de las carreteras A-139 y N-260 entre las localidades de Campo y Castejón de Sos, así como entre Eriste y Benasque, dejando aisladas las poblaciones referidas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD