Menú

Noruega, miembro de la OTAN y mediador con terroristas

El historial del país escandinavo en la mediación con terroristas es amplio: Oriente Medio, Sri Lanka, Colombia...

LIBERTAD DIGITAL
53

Desde que se conociera a inicios de esta semana la financiación de Noruega al proyecto de Batasuna, la polémica en torno al rol del país escandinavo continúa. ¿Cuál su interés el conflicto con ETA? No es la primera vez que el ejecutivo noruego interviene, de una manera u otra, en la "resolución del conflicto", como hizo en la conferencia de Ayete.

La realidad es que la actuación del país nórdico como mediador en conflictos en todo el mundo ha sido largamente discutida. Desde hace décadas, Noruega ha participado en la mediación con orgamizaciones terroristas por todo el globo, dentro de lo que denomina su "diplomacia de la paz". Sri Lanka, Filipinas, Colombia, Sudán, Etiopía- Eritrea… la lista es larga, y la contribución variada: desde ejercer de anfitriona en las reuniones, hasta contribuir económicamente a través de su programa internacional de ayuda al desarrollo, siempre que "fomenten el diálogo entre partes en el conflicto". Pero, aunque su papel "neutral" ha sido alabado internacionales, muchas de sus actuaciones tienen luces y sombras.

Hamas y el terrorismo

Posiblemente sea su papel en el conflicto en Oriente Medio la que más críticas ha recabado. Y es que, los Acuerdos de Oslo de 1993 entre Israel y Palestina se revelaron como uno de sus grandes fracasos, así como su financiación –una de las más cuantiosas del mundo- a la Autoridad Nacional Palestina. Más concretamente, el destino de esos fondos, que, según muchas denuncias formuladas por varios organismos, la ANP estaría utilizando para pagar salarios a terroristas convictos que cumplen condena en Israel. Desde el ministerio de Exteriores noruego se dijeron "engañados" por la ANP.

Asimismo, destaca la lucha que el país escandinavo mantiene para considerar al grupo terrorista Hamas como un interlocutor válido. A pesar de que la Unión Europea incluye a Hamas dentro de las organizaciones terroristas y aunque condena su frecuente "uso de la violencia" reivindica su papel: "Noruega opina que el diálogo es esencial para influir sobre Hamas para moverse en la dirección política correcta", asegura el Ministerio de Asuntos Exteriores su web, donde pone de manifiesto que continuarán contando con los terroristas como interlocutores.

Desde 1995, el conflicto de Colombia y los terroristas de las FARC ha contado con la intervención de Noruega en todas sus fases. Tras muchos fracasos, se erigió de anfitrión y propulsor del último intento que data de hace un año y que aún se encuentra en desarrollo. Sus diálogos con los talibanes en Afganistán o con los Tigres Tamiles en Sri Lanka también levantaron las ampollas de las víctimas de estos grupos.

Pero, ¿por qué desarrolla Noruega este papel de mediador? Según el exministro de Asuntos Exteriores del país, Jonas Gahr Støre, la política de defensa - el país es miembro de la OTAN- no es suficiente en la resolución de conflictos.  "La fuerza militar por si sola no es adecuada para ocuparse del creciente número de situaciones que actualmente modelan las relaciones internacionales y entre los Estados. Necesitamos apoyar soluciones políticas que tengan efecto sobre la población afectada por el conflicto, como el desarrollo económico, la salud, la creación de instituciones e iniciativas de base que apoyen la paz", señaló. "Para alcanzar esos objetivos es preciso dialogar "con grupos que son diferentes de nosotros", subrayó el exministro.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios