Menú

Zapatero, con Sonsoles Espinosa y el PP en un acto de apoyo a la oposición iraní

El ex presidente del Gobierno reapareció este sábado en París en un acto en el que por parte de la delegación española estaba también Vidal-Quadras.

0
El ex presidente del Gobierno reapareció este sábado en París en un acto en el que por parte de la delegación española estaba también Vidal-Quadras.

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero acudió este sábado a un acto en las afueras de París del Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI) en el que criticó la falta de libertades del régimen de Teherán e insistió en que hay que combatir la discriminación de las mujeres.

"La democracia no tiene por qué ser un invento occidental, es una exigencia de la condición humana", subrayó el creador de la Alianza de las Civilizaciones en una alocución de poco más de cinco minutos en la que en vez de atacar directamente a las autoridades iraníes, lo hizo con alusiones, y con la defensa de los principios democráticos. "Oriente Medio necesita paz, y no proyectos nucleares", en referencia -y sin nombrar a Irán- al programa nuclear clandestino de Teherán para dotarse de la bomba atómica.

En una línea similar, comentó que "necesitamos alianzas sólidas para que en países como Siria se ponga fin al terror", de nuevo sin mentar explícitamente a Irán como soporte del régimen de Bachar el Asad.

Dirigiéndose a los varios miles de seguidores del CNRI que acudieron al Parque de Exposiciones de Villepinte, al norte de París, les dijo que "el futuro de la democracia en Irán está en manos del pueblo iraní y eso significa que está en vuestras manos. Vuestra fuerza y empeño son fundamentales para vuestra esperanza".

Dijo que "la democracia es una forma política relativamente joven", que lleva sólo algunas decenas de años de vigencia en ciertos países de Europa occidental, pero que sus ideales están prevaleciendo y se extienden por todo el globo, también en el mundo musulmán. Países como Libia, Egipto, Túnez y otros -indicó en referencia a las conocidas como "primaveras árabes"- "buscan su propio destino, y su destino no puede ser otro que consolidar sus incipientes democracias", y puso el acento en que la democracia implica aceptar todas las ideas y todas las religiones y que ninguna intente imponerse.

"La dominación y discriminación en contra de las mujeres es la peor expresión del absolutismo", explicó el anterior jefe del Gobierno español, que consideró "intolerable" la situación que padecen millones de mujeres cuando "nada justifica" su sometimiento. Añadió que "en defensa de los derechos humanos (...) tenemos que trabajar por las mujeres, o para ser más exactos, con las mujeres". Se felicitó del "papel tan importante" que las mujeres tienen en la oposición iraní, y estimó que eso es una señal de su vigor.

Con Sonsoles y el PP

Zapatero, que iba acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, estuvo sentado durante este multitudinario acto del CNRI junto a su presidenta, Maryam Rajavi, que durante su discurso se esforzó en presentar las elecciones de Irán del pasado 15 como una "mascarada", e hizo un llamamiento para derrocar el régimen de Teherán. El ex mandatario español mostró "preocupación" por "la falta de seguridad" de los opositores iraníes que se encuentran en el Camp Liberty, en Irak, y que fue objeto de un ataque mortal a comienzos de semana, que el CNRI atribuye al régimen iraní.

En el acto de Villepinte había antiguos responsables políticos en gobiernos europeos o de Estados Unidos, como la exministra francesa Michèle Alliot-Marie. También había una delegación de senadores y diputados españoles (ninguno de ellos del PSOE), así como el eurodiputado del PP Aleix Vidal Quadras, uno de los principales valedores de la oposición iraní entre la clase política española.

No obstante, el ex primer ministro español no quiso posar en una foto con la delegación española, que incluía a diputados y senadores del Partido Popular. Ningún parlamentario socialista acudió al acto a pesar de haber sido invitados. "Nos sorprende mucho su ausencia porque un buen número de ellos firmaron un documento en el que 300 europarlamentarios le pedían a Catherin Ashton que la UE tomase una posición clara respecto a la situación de los refugiados iraníes de Camp Liberty", señaló a El Mundo la senadora alicantina Virginia Romero. "Es una contradicción más del hacer y el decir del Partido Socialista", criticó el senador ceutí José Luis Sastre.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD