Menú

La Policía detiene a casi 200 personas por fraude a la Seguridad Social

Las empresas daban de alta a falsos trabajadores para que cobrasen subsidios o regularizasen su situación.

14

Nuevo golpe policial contra el fraude a la Seguridad Social. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 181 personas y han imputado delitos a otras 241 en una nueva macro-operación policial contra varias estructuras organizadas que daban de alta de forma fraudulenta a trabajadores en la Seguridad Social y que habrían defraudado 6,75 millones de euros , según las estimaciones policiales.

La investigación, desarrollada en Madrid, Toledo y Talavera de la Reina, ha permitido destapar y esclarecer 852 delitos de falsedad documental y estafa, y estuvo centrado en la investigación de 26 empresas supuestamente dedicadas a la construcción, servicios de limpieza o reparto de bebidas, pero que realmente no habían ejercido nunca actividad laboral real.

Estas empresas simulaban contratar a trabajadores, a los que a cambio de dinero –en este caso, entre 300 y 500 euros– dan de alta en la Seguridad Social, con el único fin de que estos trabajadores accediesen de forma indebida tras un determinado tiempo dados de alta a prestaciones públicas de desempleo, maternidad o incapacidad temporal, en unos casos, y a autorizaciones de residencia y trabajo, en el caso de los ciudadanos extranjeros.

La cifra de fraude a la tesorería General de la Seguridad Social ha sido de 3.663.543 euros, mientras que la realizada al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) asciende a 3.091.000 euros. A esto, habría que añadir las deudas que dejaron en la administración pública, pues en ningún momento pagaron ningún tipo de cotización por ninguno de los trabajadores dados de alta.

Entre los arrestados se encuentran 12 empresarios vinculados a estas mercantiles, de los que hasta seis era "autorizados red", es decir, habían cumplido con los requisitos que exige el ministerio de Economía para dar de alta y de baja a trabajadores en la Seguridad Social de forma telemática, como si de una gestoría se tratase.

Utilizando los expedientes de desempleo y el rastro de las cantidades percibidas ilícitamente, la Policía pudo identificar a estos falsos trabajadores que simulaban tener una relación contractual con las empresas, llevando a cabo la detención de 169 de ellos. Entre los detenidos, algunos tienen antecedentes por robos con violencia e intimidación, hurto, contra la ley de extranjería, malos tratos o falsificación de documentos y estafa.

También se identificó y localizó a otros 241 falsos trabajadores que han sido imputados en la causa, pero que no han sido detenidos porque han regresado a los países de los que son originarios, aunque no se descarta que el Cuerpo Nacional de Policía pueda pedir en un momento dado su arresto a las autoridades del país de origen.

Tercera macro-operación del año

Esta macro-operación policial, denominada Manzanares, es la tercera que se produce en lo que va de año 2013, después de las dos que se llevaron a cabo en Valencia, Cataluña y Madrid, en las que se detuvo a otras 174 personas y se imputó a 380 ciudadanos que habrían defraudado más de 9 millones de euros.

En la operación Turia, desarrollada en Comunidad Valenciana y Madrid, se detuvo a 29 personas, de los que cinco eran administradores, gestores y/o autorizados de las empresas investigadas. Esta investigación permitió esclarecer 105 delitos de falsedad documental y estafa. La cantidad total efectiva defraudada por estas falsas empresas ascendía a 1.283.022,42 euros.

En la operación Zaida, que tuvo lugar principalmente en Cataluña, se logró detener a 145 personas e imputar a otras 275, esclareciéndose 869 delitos de falsedad documental y estafa. En esta ocasión los arrestados habrían defraudado más de 7.806.000 euros.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios