Menú

El papa Francisco llega a Lampedusa y conversa con los 'sin papeles'

Entre los inmigrantes había muchos niños y mujeres. Varios de los adultos pidieron que Europa les ayude.

0

"Rezo por vosotros, también por los que ya no están. Os agradezco vuestra acogida", dijo este lunes el papa Francisco a las varias decenas de inmigrantes con los que departió a su llegada al puerto de Lampedusa, la isla más meridional italiana, donde lanzó una corona al mar por los fallecidos en las travesías, informa Efe.

Francisco, que estrechó las manos de los inmigrantes irregulares, musulmanes y cristianos, en su mayoría, llegados en los últimos días en viejas barcazas a la isla conocida como la "puerta de Europa", agregó que estaba allí para recordar a los fallecidos, para orar con ellos y para mostrarle su cercanía.

Entre los inmigrantes había muchos niños y mujeres. Varios de los adultos aprovecharon el momento del saludo para pedir que Europa les ayude. "Hemos huido de nuestro país por dos motivos, políticos y económicos. Para llegar a este lugar tranquilo hemos superados muchos obstáculos, hemos sido robados por traficantes, hemos sufrido mucho hasta llegar aquí", le dijo un joven inmigrante irregular al Papa, al que entregó una carta.

Tras los saludos, el Papa, a bordo de un jeep prestado por un vecino de la isla, se trasladó al campo de deportes Arena, de la localidad de Salina, para oficiar una misa y donde se encuentran ya varios miles de personas. Después irá a la parroquia de San Gerlando, donde hará una breve parada, y posteriormente volverá al Vaticano.

Altar en una barcaza

Para la celebración eucarística, el altar ha sido construido con una de las barcazas usadas por los inmigrantes para alcanzar la isla, y el báculo y el cáliz que utilizará el papa han sido tallados con maderas de dichas barcas por un artista lampedusano.

Antes del encuentro con los inmigrante irregulares, el papa Bergoglio lanzó una corona en el mar de Lampedusa, en memoria de los inmigrantes irregulares que perdieron la vida en las travesías cuando buscaban un futuro mejor en Europa.

Después de orar unos minutos, Francisco lanzó la corona, con flores blancas y amarillas, los colores del Vaticano, desde una nave de la Guardia Costera italiana poco antes de atracar en el puerto de Lampedusa.

El barco atracó en el puerto Punta Favarolo, donde le esperaban un reducido grupo de autoridades locales, ya que el Pontífice desea que sea una visita discreta y sobria.

El Obispo de Roma llegó poco antes de las 9:00 hora local –7:00 GMT- a la isla, en un viaje que tiene como objetivo mostrar al mundo el drama de la inmigración. Francisco viajó en un avión Falcon 900 de la Aeronáutica militar que despegó del aeropuerto romano de Ciampino a las 8:00 horas locales. Mientras se esperaba su llegada, una barcaza con 166 inmigrantes indocumentados a bordo llegó al puerto de Lampedusa.

En el aeropuerto de la isla, situada a sólo 113 kilómetros de las costas africanas, fue recibido por el arzobispo de Agrigento, Francesco Montenegro, y la alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, las únicas autoridades presentes. Después Francisco se desplazó en coche hasta la Cala Pisana y desde allí se dirigió en barco hacia el muelle Favarolo, donde desembarcan los miles de inmigrantes que cada año son rescatados en el mar.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD