Menú

El partido de Mas recibió 1,18 millones por trabajos que nunca hizo

El Tribunal de Cuentas muestra los trabajos de CDC como algo ficticio. Mientras, Unió no logra acreditar por qué cobró 721.500 euros.

0

Convergencia Democrática de Cataluña –CDC-, el partido dirigido por Artur Mas, recibió en 2008 1,18 millones de euros de sus dos fundaciones por trabajos que nunca se llegaron a realizar. Según informa El Mundo, un informe del Tribunal de Cuentas muestra estos trabajos o servicios de la fuerza nacionalista como algo ficticio, puesto que no considera acreditado que se hayan producido realmente tras analizar la abundante documentación. Su hallazgo coincide con las sospechas de la Fiscalía en el llamado caso Palau.

Según se desprende del informe remitido por el órgano fiscalizador del Estado al Congreso de los Diputados, la operativa consistió en que las empresas donaban dinero a las fundaciones –aprovechando una legislación más laxa- y éstas lo transferían al partido. Lo mismo sucedió con el otro socio de la coalición nacionalista, Unión Democrática de Cataluña, que tampoco logra acreditar por qué cobró 721.500 euros de sus fundaciones.

En el caso de CDC, se trata de unos trabajos efectuados en aquel 2008 a la Fundación Catalanista y Demócrata Trias Fargas –vinculada orgánicamente al partido-, por importe de 754.152 euros, y a la Fundación Fòrum Barcelona, por 426.924 euros, que el Tribunal ve también ligada a esta fuerza política.

CDC remitió alegaciones, pero el Tribunal de Cuentas asegura que "de la documentación justificativa aportada no es posible verificar la razonabilidad ni la realidad" de los servicios. Además, recuerda que esta operativa está ligada al caso Palau, en el que la Fiscalía sospecha que Ferrovial y otras empresas donaban dinero a la Fundación Trias Fargas para que ésta, a su vez, lo transfiriera al partido.

El Tribunal tampoco da credibilidad a los 426.924 euros que el partido catalán cobró por supuestos servicios a la Fundación Fòrum Barcelona. Ésta ha negado a los funcionarios del Tribunal que tenga relación con el partido de Mas, pero en el informe se da por segura "dado que, de la fiscalización de la contabilidad del mencionado partido, se viene apreciando sistemáticamente la facturación de la citada formación política a esta fundación, por importes elevados en concepto de asesoramientos administrativos y estratégicos".

El caso de Unió

El circuito de dinero entre fundaciones y partidos se da también, según el informe, en Unió, el otro socio de CiU. La Fundación INEHCA –Institut d’Estudis Humanistics Miquel Coll y Alentorn- y la Fundación Intercat pagaron, sólo en 2008, 382.500 euros y 339.000 euros, respectivamente, al partido que preside Josep Antoni Duran i Lleida "por servicios de diversa naturaleza", siendo la "documentación insuficiente para acreditar los servicios realmente prestados".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD