Menú

Furgones generadores, lo primero en descarrilar y lo que más destrozos provocó

Otra de las claves del siniestro está en la composición del tren. Su diseño explica la forma en que descarriló, según las imágenes del accidente.

87

Sin duda, la posibilidad de contar con las imágenes del accidente permite un análisis más reposado del suceso. Siempre desde la distancia y la prudencia necesaria en estos primeros momentos tras la tragedia, Libertad Digital ha podido analizar el accidente con un experto, bien conocedor de los trenes Renfe, su diseño y características más singulares.

Según dicho experto, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con una larguísima trayectoria en Renfe, el tren Alvia siniestrado es un tren especialmente diseñado para poder circular por los dos anchos de vía que existen en nuestra red ferroviaria y además para que pueda circular por cualquier línea, sea ésta electrificada o no, sin necesidad de cambiar la cabeza tractora (lo que conocemos como locomotora).

Para disfrutar de esta singularidad, los diseñadores dotaron a la cabeza tractora de un "furgón generador", una suerte de vagón adherido a cada una de las cabezas tractoras (la de cabeza y la de cola) que está compuesto por un grupo electrógeno muy potente con un motor diesel que alimenta a la cabeza tractora cuando no hay catenaria.

De este modo, la composición del tren sería, por este orden: cabeza tractora + furgón generador + vagones de pasajeros + furgón generador + cabeza tractora.

La particularidad del furgón generador es que "pesa muchísimo", dice este experto, mientras que "el resto del tren es muy ligero" ya que se diseñó para ampliar sus prestaciones, es decir, "que pudieran ir más rápido y consumieran menos energía". Tanto pesa, insiste este ingeniero, que "cada furgón generador tiene que llevar cuatro ruedas".

Esta singularidad del tren Alvia explicaría, dice este experto a Libertad Digital, que en el vídeo podamos ver cómo la cabeza tractora no descarrila hasta que lo hace su furgón generador, con mucha más inercia e incapaz de vencer la fuerza centrífuga. Tanto al comienzo como al final del tren lo primero que descarrila son los furgones generadores.

Esto tiene otro efecto y es que, pese a la gran velocidad del convoy, mientras el resto del tren va frenándose al arrastrarse por la vía y los muros, la inercia que lleva el pesadísimo furgón generador trasero destroza lo que encuentra a su paso. Ésta es la explicación que encuentra este experto consultado por Libertad Digital para la forma en la que descarrila el tren y el tremendo destrozo que se observa en los vagones más cercanos al furgón generador trasero.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios