Menú

Bildu prepara una nueva cumbre por la paz para forzar una negociación

Quiere vender que el Gobierno no hace nada por el final del terrorismo. Se rodeará de sus socios habituales: kurdos, corsos, zulús, mapuches...

24
Quiere vender que el Gobierno no hace nada por el final del terrorismo. Se rodeará de sus socios habituales: kurdos, corsos, zulús, mapuches...
Izaguirre (derecha), junto a Martin Garitano (centro) y el etarra Bolinaga (izquierda). | Archivo

Casi dos años después de que la organización terrorista anunciase su alto el fuego definitivo, el Gobierno de Mariano Rajoy sigue negando a los terroristas una negociación de tú a tú que les permita vender internacionalmente que sus más de cincuenta años de asesinatos han podido tener algún tipo de sentido. Es por ello que los acólitos de ETA no cejan en su empeño de organizar congresos internacionales en los que pedir esa negociación.

El encargado de cristalizar el nuevo show destinado a limpiar la imagen de ETA y su entorno, y de intentar vender a la comunidad internacional que el Gobierno español no hace nada por acabar con el terrorismo, será de nuevo el alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izaguirre, quien ya cedió hace algo más de un año las instalaciones municipales del Palacio de Aiete para que los verificadores internacionales apadrinados por el mediador sudafricano Brian Currin realizaran su puesta en escena.

Bajo el eslogan Construyendo la Paz desde el Ámbito Local, el alcalde de Bildu pretende congregar en la ciudad los próximos 10 y 11 de octubre a un buen número de cargos públicos de corporaciones locales de todo el mundo que hayan realizado o estén realizando aportaciones a la resolución de conflictos reales o inexistentes. Por ello, no será de extrañar que por el mismo aparezcan dirigentes nacionalistas corsos, kurdos, bretones, palestinos, mapuches, zulús, sudafricanos, tiroleses, o cargos públicos del Sinn Feinn.

Para acoger estos actos el propio ayuntamiento cederá las instalaciones del Palacio de Aiete y, contando con la posibilidad de que haya una destacada -por número, no por relevancia- presencia internacional, se habilitará también el Palacio de Congresos Kursaal.

Durante los dos días de la cita, los cargos públicos allí congregados participarían en diversas reuniones de grupo enfocadas a debatir sobre cuatro áreas de trabajo. La primera sería "Ciudades, conflicto y procesos de paz: perspectivas de alcaldes de ciudades que actualmente se encuentran envueltos en procesos de transformación de conflictos". La segunda, "Ciudades y retos tras la resolución del conflicto: compartir experiencias de poblaciones que han avanzado en la resolución del conflicto así como tratar los nuevos retos a los que se enfrentan".

Las otras dos áreas temáticas a tratar en las reuniones serían "Ciudades y aportación a la paz mundial: perspectivas de alcaldes de ciudades que han promocionado espacios e iniciativas para que se avance en la resolución de los conflictos" y "Trabajando desde lo local: el objetivo es analizar la labor que desde el ámbito local se puede realizar a favor del diálogo nacional y la reconciliación".

La franquicia que incluye a Batasuna-ETA cuenta para dar algo de solemnidad provincial al acto al diputado foral de Guipúzcoa, Martín Garitano, también de Bilbu, cuya presencia se puede confirmar casi de antemano. Sin embargo, en lo que sí tendrán que trabajar, es en convencer al lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, -a quien ya han anunciado que pretenden invitar- para que acuda a la cita, y cuya presencia serviría para dar una relativa legitimidad política a la cumbre entre el nacionalismo vasco.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios