Menú

Miles de personas forman la cadena humana secesionista

La Generalidad ha cifrado en 1,6 millones de personas los que habrían participado en la cadena humana durante la Diada.

LD / agencias
610
Una Diada encadenada a la 'Vía Catalana'

Una multitudinaria cadena humana secesionista ha unido de norte a sur Cataluña reivindicando la independencia, lo que ha marcado una Diada en la que el presidente catalán, Artur Mas, ha apostado por "asombrar el mundo" y "exprimir el diálogo" con el Gobierno para convocar una consulta pactada.

La Diada ha contado por primera vez con la ausencia del PPC del acto institucional mientras que, desde el Gobierno, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha afirmado, en referencia a Mas, que "lo peor que puede hacer un político es obligar a la gente para la que gobierna a dividirse y a separarse".

Según la Generalidad, la participación en la cadena ha sido de 1,6 millones de personas, mientras que la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), organizadora de esta iniciativa, ha hablado de "cientos de miles".

En rueda de prensa, el consejero de Interior, Ramón Espadaler ha considerado que el número de personas que han acudido a la Via Catalana no es inferior a los 1,6 millones, algo más de los 1,5 millones en que la policía catalana y la Guardia Urbana cifraron la manifestación de la Diada del año pasado (que la Delegación del Gobierno situó en 600.000). Según Interior, en la ciudad de Barcelona el número de participantes de la cadena humana es de medio millón aproximadamente.

En un contexto en el que el Gobierno catalán reivindica poder convocar un referéndum secesionista en 2014, Cataluña ha celebrado la Diada en una jornada en la que por la mañana la lluvia ha deslucido las ofrendas florales y ha retrasado el acto institucional, que ha reunido a unas seis mil personas.

Mas, que no ha participado en la cadena humana pero ha recibido a sus representantes, ha confiado en que los actos de hoy sirvan para "asombrar al mundo entero" y ha prometido exprimir "hasta el final" el diálogo con el Gobierno para una consulta legal y pactada.

También ha subrayado que si el Estado no escucha este mensaje de "diálogo, constructivo y en el marco de la legalidad" desde Cataluña ni tampoco ofrece una vía para canalizar la reivindicación catalana, es que tiene "un problema de relación grave" con Cataluña.

Con el repique de campanas de la catedral de Lérida, la cadena por la independencia se ha formado a las 17:14 horas (en referencia a 1714, año de la caída de Barcelona en la Guerra de Sucesión) para unir Le Perthus (sur de Francia) y Alcanar (Tarragona).

Al finalizar la cadena la presidenta de la ANC ha calificado la iniciativa de "éxito sin precedentes", y ha exigido a Mas que convoque en 2014 una consulta para no demorar más la independencia.

La cadena humana, que ha combinado el tono reivindicativo con expresiones festivas y culturales catalanas, ha recorrido o rodeado puntos emblemáticos como las gradas del Camp Nou, la Sagrada Familia, la Plaza de Sant Jaume, el Parlamento autonómico o el arco romano de Berà (Tarragona).

Entre las ausencias en la cadena han destacado las del líder del PSC, Pere Navarro, el de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, y del coordinador de ICV, Joan Herrera -que ha acudido a otra cadena de reivindicación social-, además de las ya previstas de la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y del de Ciudadanos, Albert Rivera.

Tampoco han participado el expresidente socialista José Montilla si bien han secundado la cadena los expresidentes Jordi Pujol y Pasqual Maragall.

"No pueden seguir de brazos cruzados"

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno autonómico, Francesc Homs, ha afirmado tras este acto reivindicativo que el Gobierno no puede seguir "de brazos cruzados" ante la movilización de la cadena humana, que ha calificado de "éxito" por la "masiva" participación.

Según Homs, la cadena humana ha sido "masiva" y ha expresado la voluntad de los catalanes de poder decidir sobre el futuro de Cataluña y de disponer de un Estado propio. Por ello, ha apelado a administrar correctamente este mensaje en la política catalana, con el que se sienten "reforzados", y ha llamado al Gobierno central a actuar ante las manifestaciones, en su opinión, masivas y democráticas secundadas por los catalanes.

El líder de ERC, Oriol Junqueras -principal aliado del gobierno de CiU aunque en la oposición- ha vivido la Diada en su condición de alcalde de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) y ha dicho que todos los que están a favor de consultar a la ciudadanía sobre el futuro de Cataluña "estamos en el mismo bando, que es el que acabará ganando", ha dicho.

Los organizadores hablan de "éxito"

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, ha cifrado en "cientos de miles" los ciudadanos que han participado en la cadena una vez ya finalizada.

En su discurso de la plaza de Cataluña, en Barcelona, Forcadell ha calificado como un "éxito" la denominada Vía Catalana hacia la Independencia. En este sentido, ha afirmado que para lograr la independencia y ser "un Estado de Europa se debe celebrar durante el 2014 un referéndum de autodeterminación y ha añadido que "la historia de los últimos 30 años ha demostrado que hay dos caminos: o someterse a la centralización del Estado español y desaparecer como pueblo o la independencia".

"Necesitamos un Estado que defienda nuestros intereses, nuestros derechos e identidad. Por eso pedimos a nuestras instituciones que cumplan con la declaración de soberanía del 23 de enero y que convoquen una consulta", ha subrayado.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios