Menú

Anson canta la gloria de Almodóvar y 'El País' la de la Audiencia Nacional

Duran, el Faisán y el acuerdo en EEUU son los tres asuntos que dominan las portadas de este jueves en la prensa en papel.

0

Para El Mundo, por supuesto, la noticia del día es la vergonzosa sentencia sobre el caso Faisán, con titular a toda plana: "La Audiencia dice que el ‘proceso de paz’ justifica el chivatazo a ETA". La foto, empero, es para Alaya entrando al juzgado con escolta, lo que nos da una idea del pacífico afán "informador" de los sindicalistas andaluces.

El editorial habla de "sentencia infame" en la que se "supedita así la consideración objetiva del acto delictivo a cuestiones de índole política, todo un salto en el vacío de la argumentación jurídica". Indignados están, como no podía ser menos: "El bien jurídico a proteger no puede ser un concepto tan abstracto como ‘la paz social’ –también las dictaduras dicen querer preservar ese bien-, sino el derecho de todas las víctimas de ETA a que se persigan los delitos de la banda".

En El Mundo está también el segundo texto más abracadabrante del día: la canela fina de Luis María Anson con este titular: "El cine español alcanza su máximo esplendor". ¿Sorprendidos? Pues atención a la referencia evangélica sobre Almodóvar: "Tú eres Pedro, y sobre esa piedra se ha levantado lo mejor de la historia del cine español".

En El País se muestran muy preocupados, o a lo mejor es sorprendidos, porque "Duran alerta de una declaración unilateral de independencia". Uy qué miedo, uy qué susto y, sobre todo, uy qué disgusto que se debe haber llevado Sánchez-Camacho, convencida como estaba ella de que el de Uniò era el hombre designado por la providencia para salvar España.

Y si el de Anson es el segundo texto más abracadabrante del día, el primero es el editorial del periódico de Prisa sobre lo del Faisan, titulado "Sentencia sensata". Destacan el "buen criterio" de la Audiencia Nacional porque "ningún proceso complejo –por la negociación con ETA- está exento de hechos oscuros". El País no tiene empacho en mentir, diciendo que "dejar de hacerlas [las detenciones] en aquel momento no tuvo consecuencias" porque se hicieron después. Oiga, ¿y el dinero? Para acabar, critican el "interés de algunos en no pasar página". Menos mal que tenemos a Prisa para decirnos qué paginas debemos pasar, el Faisán, ETA en general, y cuáles no: el franquismo o Bárcenas, por poner dos ejemplos.

ABC dedica su portada a Duran, al que sacan con una cara de mala leche que no sé si le habíamos visto nunca. "El ‘moderado’ Duran amenaza con la declaración de independencia". Y con esa cara la amenaza es de creer, oiga.

No hay editorial sobre el Caso Faisán en el periódico de Vocento, pero sí un par de artículos muy duros al respecto: el de Jaime González que comenta que "lo sustancial" del asunto es "que la justicia sigue poniendo techo a sus sentencias en cuanto percibe que mirar hacia arriba puede convertirse en un problema político de imprevisibles consecuencias. De nuevo se ha dado de bruces con la X".

Más dura todavía, y realmente bueno, es la columna de Isabel San Sebastián, con su significativo título: "Impunidad" y recordándonos que "Alfredo Pérez Rubalcaba dormirá más tranquilo. Zapatero contará nubes con redoblada satisfacción". Habla de las mentiras a las víctimas y a los españoles y cierra con una desoladora pregunta: "Si se trataba de rendirnos, ¿por qué no lo hicimos hace años? Nos habríamos ahorrado océanos de dolor y de rabia".

Para La Razón el asunto capital es también el caso Faisán: "La sentencia del chivatazo a ETA acredita que hubo móvil político". Eso sí, el titular queda un poco tapado por un surrealista mosaico de chuches con bandera nacionalista que desde luego llama la atención, pero no sabemos si para bien.

El editorial es crítico con la sentencia, pero tampoco mucho, centrándose más en el hecho de que "lo cierto es que el comisario Pamiés no estaba profesionalmente capacitado ni legitimado para adoptar una decisión, en efecto, política, de tal transcendencia, ni es, asimismo, creíble que actuara con iniciativa propia".

La Gaceta nos presenta nueve imágenes idénticas de Duran bajo el titular "las caras de Duran i Lleida". Cada una de ellas lleva una palabra: "Frentepopulista, realista, autonomista, secesionista…". Un tanto raro, la verdad.

El editorial hace una buena lectura del faisanazo: "Hay que estar muy ciegos para no percibir la rara frecuencia con la que se tuercen las sentencias para que los políticos no queden nunca estigmatizados". Efectivamente, "la politización de la Justicia no es una sospecha razonable, es una desagradable evidencia que un caso como éste no hace sino confirmar de la manera más escandalosa". Pues sí, no es la primera vez ni será la última, pero ha sido una de las más vergonzosas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios