Menú

El sindicalista imputado Soto Cuberos es socio del secretario general de CCOO-A

El sindicalista está imputaba delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad en documento oficial.

15

A finales de octubre del pasado año, la Fiscalía de Delitos Económicos de Sevilla interpuso una denuncia contra el secretario de Finanzas de CCOO de Andalucía, Miguel Ángel Soto Cubero, y la ex directora general de Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Andalucía Esther Azorit. A finales de diciembre, el juez de Instrucción número 16 de Sevilla los citaba a declarar como imputados atribuyéndoles sendos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad en documento oficial en relación a las irregularidades halladas en dos subvenciones de 600.000 y 400.000 euros concedidas al sindicato.

Pues Miguel Ángel Soto Cubero no sólo no ha sido obligado a dimitir de su cargo sino que iba en la lista oficial de la actual Ejecutiva en el pasado congreso de CCOO Andalucía y por si fuera poco, es socio del secretario general, Francisco Carbonero, en la empresa Centro Operativo de Servicios y Estudios, SA(COSE,SA), una empresa cuya sede no coincide con ninguna de las sedes que Comisiones Obreras tiene en Andalucía.

La empresa Centro Operativo de Servicios y Estudios

Segùn el Registro MercantiL, la empresa se fundó en 1999 y tuvo hasta hace poco su domicilio social en la sevillana Plaza de la Encarnación, estando localizada ahora en la calle Imaginero Castillo Lastrucci. Curiosamente, ninguna de estas direcciones está incluida en las sedes que Comisiones Obreras Andalucía ni sus federaciones tienen en Sevilla.

El objeto social de la empresa es "Servicios de estudio, asesoramiento económico, fiscal, formativo, contable, informático, a terceros, incluyendo estudios de mercado, viabilidad y constitución de empresa, suministro de materiales, inmuebles, etc."

Sus representantes oficiales son los que siguen:

-Maribel Hernández Martínez, presidenta y secretaria regional de Servicios de CCOO Andalucía

-Francisco Carbonero Cantador, secretario general de Comisiones Obreras Andalucía, vicepresidente

-Miguel Ángel Soto Cubero, secretario y responsable andaluz de Organización y Finanzas de CC.OO

Todos ellos fueron nombrados en 2009 y durará su mandato hasta este año 2013. Francisco Carbonero figura en la empresa desde su fundación en 1999. Fue JUlio Ruiz Ruiz, el anterior secretario general de Comisiones Obreras quien la fundó y en su primer consejo de administración se sentaba asimismo María del Mar Sánchez Fernandez, que había sido representante de CC.OO en el Consejo de Administración del Servicio Andaluz de Empleo.

Como apoderado figura Joaquín Gonzalo Palomares que a su vez es socio de sendas empresas con sede en Dos Hermanas.

En la actualidad, la empresa sólo tiene un empleado aunque ha llegado a tener un trabajador fijo y tres eventuales. Sus ventas han crecido hasta el 2011 en que declararon oficialmente más de 500.000 euros y luego han decrecido a poco más de 400.000 en 2012.

Sus ganancias últimas fueron de 78.000 euros.

¿Es la empresa de Comisiones Obreras?

Aunque eso es lo que afirman sus consejeros y firma Miguel Ángel Soto Cubero como secretario, el nombre de Comisiones Obreras no aparece en el registro Mercantil como administrador único.

En Depósito de Cuentas aparece la siguiente mención:

Dietas fantasmas y otras anomalías

Un informe pericial encargado por el titular del Juzgado de Instrucción 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez, para determinar si hubo menoscabo de fondos públicos en subvenciones concedidas al sindicato Comisiones Obreras por la Consejería de Empleo andaluza, concluyó que parte de los gastos repercutidos a la Junta en calidad de subvenciones o tienen insuficiente justificación o sencillamente no son subvencionables. El responsable era Miguel Ángel Soto Cubero.

CCOO trató como subvencionables comidas y desplazamientos de cuatro dirigentes sindicales a la partida relativa a un curso de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en su sede onubense de La Rábida, pese a que las fechas no son coincidentes. Uno de estos dirigentes era Juan Antonio Florido, ex secretario de Organización y Finanzas de la Federación de Industrias Textil, Piel, Químicas y Afines (Fiteqa) de CCOO-A y recientemente imputado en el caso ERE.

Otras dietas y desplazamientos consideradas subvencionables pertenecían a Isabel Leduc desde Sevilla a Villaricos. una pedanía de Cuevas del Almanzora (Almería) que está nada menos a 563 kilómetros de la sede onubense de la universidad en la que se celebró el curso.

Otra partida no subvencionable es la de los gastos de comidas y traslados de la ex secretaria de Medio Ambiente de Fiteqa-Andalucía Agustina Gutiérrez Navarro desde Sevilla –donde estaba su centro de trabajo– a Málaga, donde está su casa. Gutiérrez Navarro siempre se desplazaba los viernes y los lunes. «La hora de llegada los lunes a Sevilla es alrededor de las 11 y la de llegada a Málaga los viernes es alrededor de las 21.30», se detalla en el informe pericial.

CC.OO justificó gastos por exceso

No obstante, "de las comprobaciones iniciales efectuadas" por la Policía Judicial se concluyó que "la suma total de los gastos justificados, salvo error u omisión involuntaria, asciende a un total de 609.106,09 euros", pero teniendo en cuenta la documentación remitida por CCOO-A "se deduce un exceso de justificación de 13.427,97 euros".

Anticorrupción señaló que, con cargo a la subvención recibida, el sindicato justificó 34.553,75 euros "con cargo" a una manifestación celebrada el 22 de abril de 2009, partida dentro de la que se incluye una factura por la actuación de la charanga 'Los Piratas', otra correspondiente a 194 almuerzos, y una tercera por el transporte en autobús desde distintas localidades de la región andaluza.

"Una mínima comprobación de la documentación aportada por CCOO-A como justificación del 75 por ciento de la subvención debiera haberse traducido en la no aceptación de los gastos" relativos a esta manifestación, "lo cual supone de forma indiciaria un reintegro de fondos públicos de un mínimo de 20.383,78 euros", cantidad que resulta de restarle a los gastos de la manifestación "el exceso de justificación", tal y como publicó El País.

Actos falsos

La Policía había descubierto además que algunos actos supuestamente organizados por el sindicato y que constan como justificantes de los gastos de las subvenciones son sencillamente falsos, responsabilidad directa de Gómez Soto.

Por ejemplo, está el encuentro de Salud Laboral el 28 de abril de 2009 en el Palacio de Congresos de Sevilla por 33.811 euros, con 6.000 delegados. "No consta el desarrollo de actividad alguna en materia de salud laboral", denuncian los agentes. Para sensibilizar sobre la prevención de riesgos laborales, el sindicato incluyó facturas de la "charanga Los Piratas" por 319 euros, y otra de 194 almuerzos por 2.594 euros. Para analizar cada gasto, el fiscal pide al juez que designe dos interventores.

La Fiscalía Anticorrupción ya denunció ante la juez instructora de los ERE, Mercedes Alaya, el pago en 2005 de 36.000 euros para Gutiérrez y el cobro de cuatro pólizas de su jefe, Juan Antonio Florido, a través de la consultora Vitalia.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios