Menú

El príncipe de Asturias apela a la "honradez" para no volver a caer en "errores inadmisibles"

Don Felipe ensalza a la "nación" española, que "nunca ha claudicado ante la adversidad" y apela a la honradez para construir el futuro.

ld/agencias
96
Ceremonia en Oviedo

En su discurso durante la entrega de los premios Príncipe de Asturias, que se han entregado este viernes en Oviedo, don Felipe ha emplazado a los españoles a "reaccionar" y no permanecer "indiferentes o inmóviles" ante el "pesimismo", y ha reclamado a la sociedad una "reflexión rigurosa" para "nunca más volver a caer en errores y excesos inadmisibles" y labrar un futuro con "principios éticos firmes".

El Príncipe de Asturias pronuncia su discurso más personal e importante del año durante la ceremonia de entrega de los premios anuales que llevan su nombre, que se celebra en el Teatro Campoamor de Oviedo. En esta ocasión, los ejes principales han sido la apelación a la "honradez" para construir el futuro, y el elogio de las fortalezas de la nación española, ejemplificándolo en los vecinos de Angrois que auxiliaron a las víctimas del accidente de tren en Santiago de Compostela.

Don Felipe ha apleado a un "futuro solidario, y con principios éticos firmes, en que la integridad inspire nuestra vida colectiva y la gestión de nuestros recursos". Y ha dicho que hay "muchas razones para sobreponernos a la adversidad". Sobre España, ha dicho que es "una nación que han construido millones de ciudadanos" y que hoy, "todos juntos, en un proyecto compartido, tenemos la responsabilidad de continuar en una tarea siempre inacabada". Es una nación, ha añadido, que "nunca ha claudicado ante la adversidad" y cuya historia "es fundamental para entender la historia de la Humanidad".

Su alocución ha estado salpicada de alusiones al "esfuerzo colectivo", la "capacidad de sacrificio fuera de toda duda" de los españoles y la "gran nación" que, ha apostillado, "vale la pena vivir, y querer y por la que merece la pena luchar".

El Príncipe ha remarcado que "la sociedad exige una reflexión rigurosa para nunca más volver a caer en errores y excesos inadmisibles, con la firme aspiración de construir un futuro basado en el rigor, la seriedad, el esfuerzo y la honradez".

Don Felipe ha explicado que no es difícil "comprender y respetar" los sentimientos de pesimismo de muchos ciudadanos, pero a renglón seguido, recordando el ejemplo solidario de los vecinos gallegos de Agrois, ha subrayado: "No podemos permanecer indiferentes o inmóviles; debemos reaccionar".

"Me gustaría animar a que todos ayudemos a superar -y sé que no es fácil- ese estado de ánimo", ha dicho antes de invocar la "capacidad de sacrificio" de los hombres y mujeres de España. "Son millones los españoles que cada día batallan para salir adelante con honestidad, con esfuerzo, con valentía y con humildad" y dan así "ejemplo de madurez, de responsabilidad y de conciencia cívica que es justo reconocer", ha indicado.

Llamamiento a la unidad en España

Para el Príncipe de Asturias, en la sociedad no está instalado el "pesimismo insuperable" de otros tiempos pasados y comparte "sentimientos fraternales generados a lo largo de muchos siglos de convivencia", "profundos vínculos familiares e históricos", así como muchas emociones colectiva.

Estos sentimientos de "respeto, estima y afecto que nos han dado forma", ha enfatizado, "debemos preservar y alimentar siempre, y en todo momento, por encima de las tensiones, de las discrepancias y los desencuentros".

Contando con "muchas razones para sobreponernos a la adversidad", don Felipe ha concluido su discurso apelando a una nación "que nunca ha claudicado frente a la adversidad ni ha renunciado a ningún sueño".

Sus palabras han sido atentamente escuchadas desde el escenario por la Princesa de Asturias y los galardonados, por la Reina, desde el palco de honor del Teatro Campoamor, los ministros de Cultura, José Ignacio Wert; Exteriores, José Manuel García-Margallo, y los 1.600 invitados a la emblemática ceremonia.

La lista de premiados

El discurso ha llegado después de la entrega de los galardones. Este año, los premiados son el escritor Antonio Muñoz Molina (Letras), el cineasta austriaco Michael Haneke (Artes), la holandesa Saskia Sassen, experta en sociología urbana e impulsora del concepto de ciudad global (Ciencias Sociales) y el golfista José María Olazabal, Premio de los Deportes.

Junto a ellos están los galardonados con el premio de Investigación Científica y Técnica, los físicos Peter Higgs y François Englert, y el presidente del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), Rolf Heuer (Investigación Científica y Técnica), galardonados por su contribución al descubrimiento y comprobación de la existencia del la partícula subatómica que da origen a la masa de otras partículas.

La fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz (Comunicación y Humanidades), el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda (Concordia) y Peter Gruss, presidente de la Sociedad Max Planck para el Avance de la Ciencia (Cooperación Internacional) completan los premiados

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La ministra Delgado pierde los papeles en el Senado el día de su reprobación
    2. Brutal detención de una mujer por los Mossos d'Esquadra
    3. Carlota Corredera toma una drástica medida en su última foto de Instagram
    4. Vídeo: Alerta Rosa: Isabel Pantoja reclama 150.000 euros a Dulce
    5. El dato más desconcertante del CIS: el PSOE sube pese a desplomarse en intención directa de voto
    0
    comentarios

    Servicios