Menú

Pedro J. Ramírez: "Los lectores nos quieren más que los políticos"

"Sobre todo, cuando tienen mando en plaza", apostilla el director de El Mundo en la presentación del 'cambio de piel' del periódico.

0
"Sobre todo, cuando tienen mando en plaza", apostilla el director de El Mundo en la presentación del 'cambio de piel' del periódico.

El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, deseaba que la presentación de "la nueva piel" de su periódico fuera un evento "libre de humos". Antes de que comenzara el acto, el periodista atendía a LD y, sonriente, sacaba pecho por no haber invitado "ni a políticos ni a famosos" -estos estaban en el 15º aniversario de La Razón-, porque lo del diario de Unidad Editorial iba dirigido a "aquellos que están interesados en las Nuevas Tecnologías". Quizás, por ello, la única presencia (ex) política destacada ha sido la del exministro Eduardo Zaplana.

Pese a esta especie de derecho de admisión, el Medialab-Prado estaba a reventar. La nueva piel de El Mundo ha generado -al menos, de primeras- la expectación esperada. Un camarero portaba una bandeja llena de copas de vino blanco; a los dos minutos, portaba la misma bandeja, con las copas vacías. Los invitados hacían hora mientras Pedro J. atendía a medios, invitados y directivos, entre otros. A falta de ministros, acudían periodistas de renombre: Luis María Anson, Eduardo Inda, Victoria Prego.

El primero en tomar la palabra fue el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano, quien presentaba la "particular revolución" de El Mundo. Hacía hincapié en lo "restrictiva" de su convocatoria y, como Pedro J., enumeraba a los invitados: directores y directivos de compañías tecnológicas -como la presidenta de Microsoft España, María Garaña, o la directora de comunicación de Google, Marisa Toro-, anunciantes, periodistas. "No están ni los grandes políticos, ni las corporaciones, ni famosos. Tiempo habrá", añadía. Fernández Galiano apuntaba que "nuestra revolución digital no va en contra de nadie" -refiriéndose a los lectores- y destacaba que, en sentido tecnológico, El Mundo es un periódico pionero en España.

Por su parte, Pedro J. Ramírez ha comenzado su exposición remitiéndose a los inicios, a cuando, hace 24 años, "fundamos un nuevo periódico para una nueva generación de lectores". El periodista ha dicho que, en este tiempo, "hemos afrontado riesgos personales y colectivos" y que, "por eso, los lectores nos quieren más que los políticos, sobre todo, cuando tienen mando en plaza".

Con el desaparecido cuadro de Rembrandt La tormenta en el Mar de Galilea de fondo, el director de El Mundo ha señalado que la obra representa muy bien las dos opciones que tiene el ser humano ante la dificultad: unos discípulos rezan, miran al Mesías, esperando una solución; el resto de los tripulantes combate la adversidad. Con estos últimos se identifica el periodista, quien también ha descrito una "paradoja": para crecer, han estado "obligados a menguar".

Pedro J. Ramírez ha añadido que para evitar que "algún magnate" masculle, como la Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas, "que les corten la cabeza", el periódico ha tenido que reconvertirse: "Necesitamos recuperar la rentabilidad para defender la independencia". El periodista se ha referido también a la obra de Lewis Carroll para comparar la "nueva piel" de El Mundo con la tarta de ciruelas, dividida en tres porciones: las aplicaciones para smartphones -una de información general; otra para los resultados deportivos-; El Mundo de la Tarde y La Otra Crónica, una "fruta de la pasión", y el nuevo diseño de la web. "Hay que ver cómo sopla todavía el viento en el Mar de Galilea. Ahora, bien grande será la recompensa si llegamos a buen puerto".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD