Menú

El Congreso no repondrá los iPad a los diputados después de perder 30 unidades

La Cámara Baja tomó la decisión de no reponer los dispositivos portátiles después de que se produjeran varios robos o pérdidas.

4
La Cámara Baja tomó la decisión de no reponer los dispositivos portátiles después de que se produjeran varios robos o pérdidas.

Tal día como hoy, 6 de noviembre, pero de 2012, Libertad Digital contaba en su portada el informe de la Junta de Informática de la Cámara Baja que previsiblemente iba a aprobar la Mesa del Congreso y que propondría no reponer a los diputados los equipos informáticos portátiles tipos iPad que se hubieran perdido o hubieran sido sustraídos.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, explicó que hasta esa fecha se habían sustituido unos 15 o 20 que se habían extraviado o sustraído, una cifra "un poquito demasiado alta", pero que ahora no es posible. Además, indicó que sólo se repararía la primera avería, en un ejercicio de responsabilidad con el material que les presta la Cámara.

Fue el 13 de diciembre de 2011 cuando el Congreso celebró su primer día de actividad del nuevo curso político y los diputados aprovecharon para hacer uso de algunos de sus numerosos privilegios que tienen por ocupar sus escaños como el llamativo kit tecnológico que incluye un teléfono iPhone de última generación, una tableta iPad y una línea ADSL en su domicilio para que estén conectados a Internet.

Además de esto, a los parlamentarios se les inscribe en un programa de Previsión Social conformado por un seguro de vida, un seguro de accidentes y un plan de pensiones donde se ingresa mensualmente el equivalente a un 10 por ciento de un sueldo base (2.813 euros) para que tengan un complemento a su pensión cuando lleguen a la jubilación.

También se les paga 875 euros para pagarse gastos de alojamiento y manutención a los elegidos por Madrid y 1.800 a los que vienen de otras provincias. A esto se suma un bono de taxi de 3.000 euros al año más los gastos de viajes en avión, tren o barco.

De los 350 diputados, pocos han renunciado a algunos de esos privilegios. En UPyD, Toni Cantó renunció a la conexión a Internet en su casa, el complemento de pensión y los gastos de alojamiento en Madrid. El número dos de la formación, Carlos Martínez Gorriarán, ya había anunciado que sus diputados no aceptarían lo que consideraban "privilegios" derivados del hecho de ser parlamentarios. Irene Lozano, también de UPyD, dijo que renunciaba al "plan de pensiones y al ADSL casero".

Varios diputados de IU-ICV, Cayo Lara, entre ellos, y los tres diputados de ERC rechazaron el plan de pensiones. Además, el líder de IU solicitó que su primer sueldo como diputado empezara a contar desde el 13 de diciembre y no desde el 20 de noviembre, como marca el reglamento de la Cámara.

El portavoz de CiU en el Congreso, Duran i Lleida, se dirigió al Departamento de Informática del Congreso para manifestar que no consideraba necesario el iPad y que, por tanto, renunciaba a él.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios