Menú

Los fondos para la formación financian la UGT de Cándido Méndez

El gerente del IFES es Antonio Retamino, el tesorero del sindicato. Dos de sus filiales acumulan un patrimonio de 13,2 millones.

LIBERTAD DIGITAL
30
El gerente del IFES es Antonio Retamino, el tesorero del sindicato. Dos de sus filiales acumulan un patrimonio de 13,2 millones.
Cándido Méndez | Archivo

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, convirtió al Instituto de Formación y Estudios Sociales -IFES-, gestado hace 27 años por el histórico Nicolás Redondo, en una vía de financiación del sindicato alimentada con subvenciones públicas. Según informa El Mundo, este grupo empresarial se alimenta de dinero público y de los ingresos del negocio de dos empresas filiales relacionadas con la formación.

UGT solicita subvenciones para formación y contrata los cursos a esa fundación, de la que es propietario un 100% el sindicato. A su vez, la organización sindical dispone de dos filiales -Formación 2020 y Localmur, en las que UGT tiene participaciones directas del 5% y del 20%, respectivamente-, dependientes del instituto, que usa para comprar y vender el material didáctico que emplean los alumnos y alquilar los locales donde se imparten las clases. Hasta aquí, todo correcto, si no fuera porque UGT debe 23,3 millones de euros al IFES, gestó un patrimonio de 13,21 millones a través de esas dos filiales y tiene a su tesorero, Antonio Retamino, ocupando el cargo de secretario del IFES.

En poco menos de siete años, las filiales de la fundación dispararon su patrimonio acumulado en un 200,2%. En plena crisis, se erigen como unas de las sociedades más rentables del tejido empresarial español. Así, Formación 2020 registró una ratio de beneficio sobre facturación el 24,03 en 2012 comprando y vendiendo libros. Ingresó 5,1 millones y se anotó unas ganancias de 1,83. Es más, ese porcentaje fue mayor incluso que un año antes, cuando llegó a ser del 23,86%. En los últimos cinco años, esa ratio no bajó del 23%, superando el 27% en 2008.

La nota la pone el hecho de que Formación 2020 tiene un único cliente, que es el IFES. En este sentido, fuentes conocedoras de las operaciones de la empresa cuentan al diario de Unidad Editorial que la estrategia de la sociedad radica en vender los libros a precio de mercado a IFES, pese a haberlos comprado al por mayor con descuentos que oscilan entre un 40% y un 60%.

En el caso de Localmur, centrada en el alquiler de bienes inmuebles, las cuentas reflejan una situación similar a las de Formación 2020, salvo en los resultados correspondientes al año pasado, cuando perdió dinero. Fue en 2009 cuando la ratio de beneficio sobre facturación de esta empresa alcanzó un 16,23%. El año pasado, Localmur perdió 57.604 euros.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation