Menú

La Generalidad acusa a Jiménez Losantos de fomentar el odio a los catalanes

El CAC presenta una lista negra de periodistas. Les amenaza con acciones penales que comportarían multas de hasta un millón de euros.

(Barcelona)
527

La Generalidad de Cataluña acusa a Federico Jiménez Losantos de fomentar el odio a los catalanes, a Cataluña y a las instituciones catalanas y amenaza con adoptar las "acciones que considere oportunas", tanto penales como administrativas. Según un extenso informe elaborado en el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), el presidente de Libertad Digital y director de Es la mañana de Federico, de esRadio, habría vulnerado reiteradamente la Ley General de Comunicación Audiovisual, en concreto el apartado 1 del artículo 57 de dicha norma, relativo al "fomento del odio, menosprecio o la discriminación por motivos de nacionalidad y opinión", lo que podría comportar, entre otras sanciones, una multa de entre medio millón y un millón de euros.

El extenso documento elaborado por los funcionarios del CAC -órgano de representación política con dos consejeras socialistas, uno popular y tres de CiU, que además ostenta la presidencia y el voto de calidad- comprende el periodo entre el 10 y el 17 de septiembre pasados y detecta hasta 43 infracciones supuestamente cometidas en la mayoría de los casos por Federico Jiménez Losantos. Pero el texto no se limita al director de Es la mañana de Federico, sino que afecta también a Alfonso Merlos, de 13 TV y Xavier Horcajo, de Intereconomía TV. Ni siquiera los tertulianos quedan fuera del radio de acción de los censores de la Generalidad, que citan a Gabriel Albiac y Hermann Tertsch (columnistas de ABC), Inés Arrimadas (diputada autonómica de Ciutadans) y al periodista José Antonio Sentís.

Sin embargo, es Jiménez Losantos el protagonistas de más de tres cuartas partes del amplio informe, que incluye 43 transcripciones de presuntas ofensas y amenazas a Cataluña y a los catalanes. De ellas, afirman los censores, cinco son autoría de Merlos, cuatro de Horcajo y 27 de Jiménez Losantos. Es decir, un total de 36 vulneraciones de la Ley Audiovisual e incluso del Código Penal en solo siete días. Además, la lista negra del CAC incluye otras siete transcripciones en las que se cita a "actores de opinión" que también habrían incurrido en esas supuestas agresiones contra las instituciones o las opciones políticas de los catalanes.

La primera parte del texto del organismo de control de la Generalidad trata de fundamentar las graves acusaciones contra estos periodistas en la Constitución española, el Código Penal, la citada Ley General de Comunicación Audiovisual e incluso en jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Este informe, tal como se reconoce en el texto, está elaborado a instancias de una resolución del gobierno regional catalán del 17 de septiembre, poco después de que el portavoz de la Generalidad, el consejero Francesc Homs, amenazara en rueda de prensa con elaborar un listado de periodistas y medios críticos con el proceso separatista. Homs llegó a negar con posterioridad que hubiera encargado dicho informe, pero ayer mismo lo dio a conocer y mandó que se distribuyera a todos los medios de comunicación que operan en Cataluña.

Como se recordará, Libertad Digital informó del encargo al CAC bajo el título: "La Generalidad promueve una 'caza de brujas' desde el Consejo Audiovisual Catalán", fechada el 19 de septiembre, dos días después del acuerdo gubernativo y el encargo. En dicha información se ponía de relieve que "deberán constar nombres y apellidos de los periodistas y tertulianos habituales (...), grabaciones de radio, cintas de televisión. La 'idea' es hacer una presentación pública que incluya las señas de los más conspicuos críticos del catalanismo"

El objetivo del CAC, según el mismo documento, ha sido el de "detectar contenidos que hagan apología de la violencia ante planteamientos políticos democráticos sobre los diferentes modelos de organización política de Cataluña y de relación con el Estado español o que relacionen la sociedad, las instituciones o los procesos políticos de Cataluña, incluidas las personas que forman parte, con movimientos, regímenes o actitudes totalitarias".

Según el informe, Federico Jiménez Losantos es un representante del "discurso del odio" en cuyo programa de esRadio, emitido en directo por Intereconomía TV, se vierten comparaciones que podrían ser consideradas una infracciones "muy graves" del ordenamiento jurídico y pone como ejemplo frases como las siguientes: "De todo lo que pasaba en Alemania, la culpa siempre la tenían los judíos y si no, los anglosajones o los franceses. Nunca los alemanes. Este es exactamente el modelo catalán" o "Allí, en Cataluña, la raza inferior son los españoles". También alude el informe hasta en dos ocasiones a la comparación de que el nacionalismo catalán es "nazismo con sacarina".

El "trabajo de campo" se realizó entre los días 10 y 17 de septiembre, lo que resulta sorprendente si se tiene en cuenta que el acuerdo del gobierno autonómico para encargar el informe es, según el mismo informe, de 17 de septiembre. De cualquier modo, la pormenorizada transcripción de los fragmentos considerados delictivos responde perfectamente a los objetivos expresados en rueda de prensa prevía al encargo del informe por Francesc Homs, que cargó contra la "catalanofobia" en los medios españoles.

Esa actitud contrasta con la mantenida por el Gobierno catalán ante sucesos como los insultos de nazis y franquistas en sede parlamentaria contra los diputados de Ciutadans y el PP, las amenazas de Daniel Fernàndez, la generalización en los medios públicos catalanes del término "unionista" para referirse a los contrarios a la independencia, el informativo infantil de TV3 en el que se entrevistó a niños que habían participado en la cadena independentista, la instrucción para que todos los escolares de Cataluña visiten la exposición sobre el sitio de Barcelona de 1714 o los frecuentes ataques a las sedes del PP y Ciutadans, así como a militantes de estas formaciones.

El consejero que ha encargado y difundido este informe, el antedicho Francesc Homs, es el mismo que planteó la creación de una lista pública de adhesiones al proceso separatista, lo que generó un escándalo interno que llevó a aplazar hasta mejor ocasión tan singular iniciativa.

Según el CAC, sus funcionarios han visionado también horas y horas de informativos de TV3, 8TV (la televisión del grupo Godó), La 1 de TVE, Antena 3 y Telecinco, así como escuchado informativos y tertulias de Catalunya Ràdio, la SER, Cope, Onda Cero y RAC1 (emisora también del grupo Godó) "que no presentan contenidos que respondan al objeto del informe".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation