Menú

Rajoy: "Una región que obtuviera la independencia quedaría fuera de la UE"

A Hollande, en rueda de prensa con Rajoy, le preguntaron por Cataluña: "Es una región de España y por lo tanto es un tema interno".

28
A Hollande, en rueda de prensa con Rajoy, le preguntaron por Cataluña: "Es una región de España y por lo tanto es un tema interno".
Rajoy y Hollande este miércoles en Madrid | EFE

Mariano Rajoy llevaba muy bien preparada su respuesta sobre Escocia. Es consciente de que Cataluña trata de mirarse en su espejo y, aunque históricamente son cuestiones distintas, quiso poner el acento en qué ocurrirá si finalmente vota "sí" a la secesión. "Si se escinde", dijo con meridiana claridad, "no se le aplicarían" los tratados de la Unión Europea. Esto es, quedaría fuera y tendría que negociar su entrada y afrontar un escenario enormemente complejo.

Esto, en la práctica, es lo que también le ocurriría a una Cataluña fuera de España, recalcaron fuentes gubernamentales. Si bien, Rajoy se centró en exclusiva en Escocia para, a renglón seguido, hacer un análisis "más personal". "Desconozco el libro blanco pero me gustaría que se presentasen con realismo las razones de la secesión", arrancó el presidente, sumándose a las tesis del gabinete de David Cameron. "Respeto todas las decisiones que adopten los británicos pero tengo muy claro que una región que obtuviera la independencia quedaría fuera de la UE y esto es bueno que los sepan los ciudadanos", argumentó en presencia de François Hollande, que visitó Madrid con buena parte de su gabinete para participar en una cumbre bilateral.

Rajoy recordó que este mismo lunes un portavoz de la Comisión ya advirtió de que no se andarían con medias tintas. "Esto tiene muchas consecuencias", zanjó contundente. Y una vez fuera, continuó, ser miembro de la UE no es cosa fácil: "Tiene que ser aceptada por la unanimidad de Estados miembros", quiso recordar. "Ésta es la ley y se aplica", sentenció.

Inmediatamente después, quiso hacer un comentario "más personal" y "político". Por supuesto, con Cataluña en la mente. "En los tiempos en los que vivimos se demanda países fuertes en un mundo cada vez más complejo", argumentó. Esto es, "en nada favorece a nuestras regiones plantear divisiones ni aventuras en solitario" porque el "futuro es muy incierto" aunque "el punto de salida pueda parecer claro”. Volvió a referirse a la ley y el estado de derecho: “Y se va a cumplir porque somo serios”, remató.

A Hollande, en la rueda de prensa posterior a la cumbre, sí le preguntaron expresamente sobre Cataluña. El presidente francés no titubeó y ayudó en mucho a Rajoy apagando las ansias de Artur Mas de tener reconocimiento en el exterior: "Cataluña es una región de España y por lo tanto es un tema interno y competencia de su soberanía exclusivamente, y no tengo nada más que añadir al respecto", dijo a preguntas de la prensa española.

Sesión de control al Gobierno

Cataluña también centró la sesión de control al Gobierno, en la que participó Rajoy antes del despacho con Hollande. El presidente se mantiene firme en su decisión de no negociar los artículos 1 y 2 de la Constitución, pero destaca que el Gobierno "quiere" seguir ayudando a la región en página económica. Así, ante el requerimiento de CiU de una respuesta "justa a las reivindicaciones económicas e institucionales" de la comunidad, Rajoy aseguró que en los Presupuestos Generales del Estado se hace una "apuesta equitativa" y la región en cuestión "sale bien tratada".

Uno de los objetivos del Ejecutivo es acabar con el mito del España nos roba que se ha instalado en Cataluña y poner en valor toda la ayuda del Estado en estos momentos de dificultad. Los presupuestos y las reformas estructurales "atienden a las necesidades reales" de los catalanes, defendió Rajoy. Tanto allí como en el resto de España, "las partidas fundamentales" han sido las destinadas a desempleo y pensiones.

Centrado en Cataluña, recordó que se han concluido las obras del AVE y el "grueso" de las infraestructuras del aeropuerto de El Prat. "Es la segunda en inversión en puertos, la tercera en ferrocarril y tiene una buena inversión en Fomento", resumió, según recoge EP. Esto es, en las partidas, "Cataluña va bien" y "sale bien tratada". Duran Lleida, en cambio, le trasladó su "insatisfacción" al tiempo que reclamó más dinero. En concreto, el pago a la Generalidad de 759 millones de euros correspondientes a infraestructuras de 2008.

En la réplica, Rajoy sacó a colación los números: Cataluña ha recibido 29.835 millones de euros en medidas extraordinarias de liquidez, más de 6.000 millones para pagar a proveedores y 934.037 en el abono de facturas. "El Gobierno ha hecho un enorme es fuerzo", se reafirmó. Desde el Ministerio de Hacienda, se exige a Mas mayores ajustes para cumplir con el objetivo de déficit público pero éste se opone.

Condonación de la deuda

Duran dijo que desde 1995 se establece una condonación de las deudas de cuotas de la Seguridad Social de los hospitales sin ánimo de lucro concertados en Cataluña. Cada año se ha ido fijando esa prórroga, pero no así en las cuentas públicas de 2014. Fuentes de la Moncloa explicaron que se va a introducir una enmienda en el Senado sobre el tratamiento de esa deuda.

En cuanto al impuesto sobre depósitos bancarios, sobre la que ha versado parte de la pregunta de CiU, el presidente anunció su "voluntad" de que entre en vigor en 2014. Si bien, "estudiará" la petición de Duran de que se compense también a Cataluña -se había avanzado una compensación a Andalucía, Extremadura y Canarias- por el año 2013.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation