Menú

Hacienda admite como válidas unas facturas "ficticias" para salvar a la infanta

En un primer momento, Hacienda las veía falsas. El cambio de criterio salva a la Infanta y a su marido de haber cometido delito fiscal en Aizoon.

0

El pasado 19 de noviembre, trascendió el contenido del último informe de Hacienda sobre las actividades de Aizoon, en el marco de las pesquisas del juez Castro para decidir si imputa o no a la infanta Cristina. En él, la Agencia Tributaria constataba que la empresa propiedad de los duques de Palma había defraudado 281.000 euros del Impuesto de Sociedades entre los años 2007 y 2010. En ninguno de esos años, el importe superaba los 120.000 euros, por lo que el fraude no llegaba al límite por el que se considera delito fiscal.

Este lunes, el diario El Mundo arroja luz sobre esos datos. Según una información firmada por Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, Hacienda ha pasado a considerar como válidas tres facturas por gastos de asesoría que en su día señaló como "ficticias". Este cambio de criterio hace que la cuota defraudada no alcance el límite para que sea considerada delito.

En concreto, las tres facturas suponen pagos de 69.990 euros a Diego Torres, el socio de Urdangarín en Nóos, en concepto de asesoría. En un informe anterior, Hacienda consideró que no eran deducibles como gastos de la sociedad, un criterio que también sostuvo el fiscal, para quien se trataba de facturas "presuntamente ficticias". El nuevo informe, sin embargo, sí acepta estos pagos como válidos.

La primera de las facturas es de enero de 2007 y asciende a 15.000 euros por "honorarios profesionales por asesoramiento para la preparación de los consejos de Administración de Mixta África, Motorpress y Aceros Bergara". Las otras dos, de mayo de 2007, ascienden a 54.990 euros. El concepto es más inconcreto: "Honorarios profesionales por servicios de consultoría".

Llama la atención que Hacienda dé por válido ahora estos gastos cuando en su anterior informe destaca que "al menos hasta 2008, la propia naturaleza de las funciones desarrolladas" en Aizoon "no requería incurrir en gasto alguno". También destacó en otro de los documentos sobre Aizoon que muchas de las facturas "se emiten bajo conceptos extremadamente genéricos e imprecisos" y la mayoría tenían "importes redondos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD