Menú

La prensa prefiere confiar en Rajoy y creer que la consulta no se celebrará

Un poco de alarma, alguna indignación, y sobre todo escepticismo, son los sentimientos que la consulta de CiU y ERC despierta en la prensa madrileña.

0

La prensa de Madrit, con t, no se acaba de creer la amenaza de la consulta de Mas, Junqueras y la pandilla nacionalista. O, mejor dicho, no es que no se la crean, sino que están muy convencidos de que el Gobierno y las leyes bastarán para frenarla. Ese Gobierno presidido por el furioso Rajoy y esas leyes que los nacionalistas catalanes están acostumbrados a saltarse como niños saltando a la comba.

En El Mundo, por ejemplo, sacan en portada a Mas y Junqueras, el segundo con la mirada perdida, y un titular de esos de impacto: "Jaque a España". Un jaque que no es mate, eso sí, al menos según lo que dice el editorial: "(…) la consulta no se va a celebrar –y todos sus impulsores lo saben-". ¿Todos? Yo no estaría tan seguro.

Es un sentimiento o una convicción que recorre a casi todos los columnistas del diario, con la excepción de Federico Jiménez Losantos que lo que quiere "es ver qué hace Rajoy. No con el referéndum, que, se celebre o no, está ahí, sino con los golpistas". A los demás, entre ellos Prego, García-Abadillo o Santiago González, los vemos de lo más tranquilos.

En El País, portada para Mas y para las preguntas del referéndum: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? ¿Quiere que este sea independiente?". Dentro nos plantean cosas curiosas como una página con dos opiniones sobre el asunto: una que está a favor y otra que no está en contra. La primera es la de Joan Subirats, desde un entusiasmado comienzo: "Tenemos preguntas, tenemos fecha, sigue abierto el proceso de refundación democrática".

La segunda, de Javier Pérez Royo, que habla de la "realidad que no va a desaparecer porque la Constitución no la contemple". Es un argumento que está muy bien, sobre todo porque podría usarse para cualquier vulneración de la Ley que se nos ocurra, y que efectivamente no deja de cometerse por estar prohibida: las violaciones, los asesinatos…

El editorial es para "la provocación de Mas", aunque acto seguido se transmuta la provocación en "un desafío en toda regla". Una actitud de sí pero no que recorre todo el texto, en el que lo mismo se habla del "despropósito cometido por el presidente de la Generalidad" como de que "el Gobierno y las fuerzas estatales tienen que buscar vías para desactivar el conflicto". Pero, ¿el despropósito no lo han cometido los otros?

Los periódicos más afines prefieren abrir con la imagen de Rajoy, es el caso de ABC: "Esa consulta no se va a celebrar", nos dicen con el presidente impartiendo una bendición urbi et orbe. El optimismo se desborda en el editorial: "La consulta es ilegal y nunca llegará a celebrarse. Lo impide la Constitución que hemos aprobado todos con nuestro libre sufragio". Oiga, no será la misma que dice que todos los españoles tienen "el derecho y el deber"de saber español. Ah, que sí, pues eso.

Entre sus columnistas, brillante la aportación de David Gistau, que propone una tercera pregunta para el referéndum: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en el que todas las mañanas se encuentre usted en la cocina a Halle Berry friendo el bacon del desayuno, vestida con apenas un delantal?". David, la idea no es mala, pero ya puestos en lugar de bacon que se haga unas butifarras, hombre.

La Razón nos saca a Rajoy como muy a la izquierda, lo que puede ser un lapsus del subconsciente del portadista o hecho para que entre a la derecha la bandera de España, elegantemente desenfocada. "Rajoy tajante ante el desafío: NO –este "no" a un tamaño descomunal- habrá consulta soberanista".

Como no podía ser de otra forma, la confianza en el jefe del Ejecutivo es ciega, dicho sea sin segundas: "No existe la más remota posibilidad de que se produzca la ruptura del orden constitucional". Hombre, ni la más mínina va a ser muy poca, ¿no creen?

La Gaceta nos atiza el mayor titular de portada de la historia del periodismo español. Se lo pongo aparte para que tomen aire antes de leerlo:

"Les garantizo que esa consulta no se celebrará porque choca con el fundamento de la Carta Magna, la indisoluble unidad de la nación española". Respiren.

Son palabras del presidente del Gobierno, y se acompañan con un primerísimo plano de Rajoy en el que, literalmente, se le pueden contar los pelos de la barba.

Pero lo mejor es la portada alternativa que José Antonio Fúster nos propone en la página tres, con dos preguntas que, desde luego, me parecen mucho más interesantes que las excretadas por la colla independentista: "¿Pasó usted por mi casa? En caso afirmativo, ¿vio usted a mi abuela?".

Pues sí, mejor que nos tomemos las cosas con humor.

En España

    0
    comentarios

    Servicios