Menú

Las misiones en el exterior de las Fuerzas Armadas costaron casi 800 millones de euros en 2013.

Lozano cree que "un país serio" no puede "dejar tirados" a los que "han puesto en riesgo su vida para ser los ojos y la boca de militares españoles".

6

Las más que mermadas arcas españolas han tenido que hacer frente durante 2013 a los cerca de 800 millones de euros que ha costado la presencia de tropas españoles en casi una decena de misiones en el exterior. Exactamente, el gasto fue de 791,2 millones de euros, un tres por ciento más que en 2012, cuando el costo fue de 766,8 millones de euros.

Este dato fue hecho público este miércoles por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, en la que compareció para informar sobre el desarrollo de las operaciones de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior.

"Esta cantidad supone un importante esfuerzo, pero también una inversión en nuestra propia seguridad, que empieza en escenarios a veces muy lejanos, y en la credibilidad de España como país en los foros internacionales, justificó el ministro.

La misión más cara ha sido la de Afganistán, donde se han destinado más de la mitad de los recursos: 434,8 millones de euros. La segunda misión en términos económicos fue la de Libano, donde el gasto ha ascendido hasta 151,9 millones de euros. Muy de cerca le sigue la Operación Atalanta, que lucha contra la piratería en las costas más cercanas a Somalia, con 142,1 millones de euros.

La operación militar de estabilización de Mali tuvo un coste económico de 39,7 millones de euros, mientras que las misiones internacionales menos costosas económicamente hablando han sido las de adiestramiento en Bornia-Herzegovina (2,2 millones de euros) y la EUTM Somalia, que se desarrolla tanto en suelo somalí como en Uganda, y que costó 1,9 millones de euros.

Además, a esto se suman los casi veinte millones de euros que hay que aportar a diversas misiones de la OTAN, aunque España no tenga presencia militar en los escenarios en los que se desarrollan; y a otras misiones internacionales donde España tiene observadores internacionales o de paz.

En términos cuantitativos, los militares españoles que durante estos doce meses de 2013 han sido desplegados en los diferentes escenarios internacionales realizaron 13.345 patrillas terrestres (casi un millón y medio de kilómetros, más de 37 vueltas al mundo), 757 días de mar, 7.852 horas de vuelo de aeronaves convencionales y 1.140 de aeronaves no tripuladas, así como 48 misiones de desactivación de explosivos.

Reproche por el trato intérpretes

Las principales críticas a Pedro Morenés llegaron desde las filas de UPyD, donde su portavoz en la comisión de Defensa, Irene Lozano, reprochó al ministro la actitud mantenida por su departamento con los traductores que han apoyado a las tropas españolas en Afganistán durante estos años.

"Un país serio no puede hacer eso", aseguró la parlamentaria magenta, quien recordó que estos ciudadanos "han puesto en riesgo su vida para ser los ojos y la boca de los militares españoles" y ahora algunos "de sus compatriotas" les ven como "colaboracionistas" y su vida corre peligro.

"A la gente que nos ha ayudado allí no podemos dejarles tirado. Contradice el mensaje que las Fuerzas Armadas españolas han llevado allí", continuó Irene Lozano, quien apostó por concederles "la condición de refugiados". "No nos sentiríamos incómodos. Revíselo con el ministro del Interior. Nos deja mal cuerpo dejar allí a esas personas, que no merecían el trato que se las ha dado", concluyó.

Las críticas por el trato a los intérpretes de Afganistán también llegó desde las filas de CiU, donde su portavoz, Jordi Xuclá, pidió al ministro de Defensa que "conceda la nacionalidad española" a los mismos, para que puedan vivir en España si así lo desean.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios