Menú

La última ocurrencia separatista: un Consejo Ibérico con Cataluña, España, Andorra y Portugal

El Consejo Asesor para la Transición Nacional dice que la independencia no tiene como finalidad romper con España.

ld/agencias
250

El Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) de Cataluña ha propuesto hoy la creación de un Consejo Catalano-Español, inspirado en el modelo del Benelux, para mantener e impulsar las relaciones entre un eventual Estado catalán y España o un Consejo Ibérico, que incluiría Portugal y Andorra.

Las propuestas figuran en uno de los cuatro informes que ha presentado hoy este consejo asesor del gobierno catalán para la preparación de "estructuras de Estado" y que abordan cómo se articularía la Administración Tributaria, la cooperación entre Cataluña y España, la internacionalización de la consulta soberanista y las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El presidente del CATN, Carles Viver Pi-Sunyer, ha señalado que la conversión de Cataluña en un Estado podría ser una "magnífica oportunidad" para mantener relaciones "estrechas y constructivas" entre Cataluña y España, "seguramente mejores que las que existen en la actualidad".

En este sentido, Pi-Sunyer ha subrayado que "una cosa es que el proceso -soberanista- lleve a la creación de un Estado y otra cosa distinta es que éste se quede en una posición aislada" y el CATN "intenta demostrar que este proceso que puede llevar a la independencia no tiene como finalidad romper todas las relaciones con España sino al revés, que sean más sólidas".

Pi-Sunyer ha presentado hoy los cuatro nuevos informes del CATN en una conferencia de prensa en el Palacio de la Generalidad junto con el consejero de Presidencia de la Generalidad, Francesc Homs, quien ha indicado que un Estado catalán "es viable, democrático, técnicamente posible y, además, es necesario".

"El informe de las relaciones de cooperación entre Cataluña y el Estado español", de 50 páginas, aborda diferentes escenarios de relaciones en materia económica, social, cultural, deportiva o lingüística.

Entre los posibles modelos planteados destaca el Consejo Catalano-Español, que, siguiendo el modelo del Benelux (Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo) o del British-Irish Council (Consejo Británico-irlandés), podría tener consejos de ministros mixtos, asambleas interparlamentarias o una secretaría general permanente, para coordinar la cooperación en diversos ámbitos.

Como otra propuesta "más ambiciosa", el CATN aboga por un Consejo Ibérico, al estilo del Nordic Council (Consejo Nórdico), que incluiría España, Cataluña, Portugal y Andorra, con un consejo de parlamentarios de las diferentes cámaras nacionales, un consejo de ministros mixto y una secretaría permanente.

El estudio, elaborado por el grupo de 15 expertos del CATN, también propone fórmulas de cooperación de emisiones de radio y televisión, y de las organizaciones socieconómicas, como patronales, sindicatos y cámaras de comercio.

En cuanto al catalán, el CATN apuesta por la creación de un organismo de cooperación lingüística y cultural entre Andorra, España, Francia, Italia y Cataluña o sus respectivas administraciones de las regiones donde se habla esta lengua.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios