Menú

Spottorno pide que termine pronto el "martirio" del caso Nóos

En una entrevista en TVE, el jefe de la Casa del Rey sale en defensa de la institución aludiendo al "papel moderador" del jefe del Estado.

LD/Agencias
69
Rafael Spottorno, en la entrevista concedida a TVE | TVE

El jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, afirma que esta institución cumplirá "estrictamente" la letra y el espíritu de la Ley de Transparencia y demostrará que no actúa con opacidad, sino con la discreción que necesita el jefe del Estado para ejercer sus funciones moderadoras.

En una entrevista concedida al programa de TVE "Audiencia Abierta", Spottorno ha subrayado asimismo que el Rey habla habitualmente de forma discreta con líderes políticos y responsables económicos, les escucha "y les empuja a la razonabilidad".

También ha sido preguntado por los problemas de corrupción que se ciernen sobre la Familia Real. Sobre el asunto, Spottorno ha señalado que prefiere "no especular" y dice que "es un asunto que para nosotros es un poco un martirio". Además, ha señalado que "hay que confiar en la justicia y nosotros hemos respetado siempre las actuaciones del magistrado". Eso sí, "lo único que pedimos es que termine pronto". Precisamente en los próximios días el juez José Castro tendrá que decidir si imputa a la infanta Cristina o no por blanqueo en el marco de los casos Nóos y Aizóon.

Sin aludir expresamente al desafío separatista de Artur Mas, se ha remitido en este contexto al reciente Mensaje de Navidad del Rey, en el que don Juan Carlos "ha estado pregonando los valores de ir juntos" y "estar juntos para encarar el futuro" y "ha insistido en la necesidad de que se funcione de acuerdo con las reglas democráticas aprobadas por todos".

Se trata de mensajes "que cualquier buen entendedor sabe comprender perfectamente adónde van y qué significan", ha añadido Spottorno, tras precisar que el Rey "no puede ni debe intervenir abiertamente en el manejo de la cosa pública", pero tiene "instrumentos en su mano" para "moderar o modular el funcionamiento de las instituciones" con "discreción y prudencia".

Don Juan Carlos ejerce este papel moderador para contribuir a superar las tensiones derivadas de una crisis económica "muy aguda", que ha producido entre los españoles "desánimo, desaliento y en muchas ocasiones reacciones de rechazo", y también las tensiones resultantes "del normal juego de la política", en el que quien tiene el poder quiere conservarlo y el que lo ha perdido desea recuperarlo.

Respecto a la Ley de Transparencia, ha recordado que, a petición del propio don Juan Carlos, la Casa del Rey se someterá a esta norma, "bastante exigente", con la determinación de aplicarla "con la mayor honestidad" y con el objetivo de "deshacer un poco" la "injusta" acusación de "opacidad". "Esta opacidad no existe; otra cosa es que en esta vida hay que ser discreto, pero una cosa es ser discreto y otra ser opaco".

En esta entrevista, Spottorno recalca que "el Rey se está recuperando con normalidad" de su última operación de cadera y, una vez superados a su juicio los problemas de salud que padecía, recuperará a partir de ahora su agenda internacional, aunque en la primera mitad del año será "quizás" con "viajes cortos", para no "forzar la recuperación".

Entre ellos, aunque el jefe de la Casa no los cita expresamente, figuran una visita a París pendiente desde 2012 y un viaje a Lisboa para participar en la reunión anual de COTEC Europa junto a los jefes de Estado italiano y portugués.

A ello hay que sumar la agenda internacional prevista por el Príncipe, que incluye una visita a Tokio y viajes a seis países iberoamericanos para representar a España en las tomas de posesión de sus respectivos presidentes, según menciona durante la entrevista el director de "Audiencia Abierta", Miguel Ángel Sacaluga.

En su balance de 2013, un periodo en el que don Juan Carlos tuvo que pasar tres veces por el quirófano, Spottorno indica que no puede calificarse de"annus horribilis" para la Corona o para el Rey un año que arrancó para el Monarca con problemas de salud de índole "mecánica", aunque "incómodos", y ha terminado "con esos problemas arreglados". Por tanto, según recalca el jefe de la Casa del Rey, "no puede calificar el año de 'annus horribilis', sino todo lo contrario: un año de alivio para él".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco