Menú

El PNV se presta para una exhibición proetarra en las calles de Bilbao

Pasillo y aplausos para los expresos de ETA, proetarras disfrazados y gritos a favor de la amnistía en la manifestación silenciosa.

0
Pasillo y aplausos para los expresos de ETA, proetarras disfrazados y gritos a favor de la amnistía en la manifestación silenciosa.

Miles de acólitos de la banda terrorista ETA y nacionalistas vascos -cien mil personas, según datos de la Policía Municipal- ocuparon este sábado las calles de Bilbao respondiendo al llamamiento realizado por el PNV, los cuatros partidos con conforman la coalición EH Bildu (Sortu, Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba) y los principales sindicatos nacionalistas (ELA y LAB), para mostrar su apoyo a los presos de la organización terrorista tras la prohibición de la Audiencia Nacional de la marcha convocada inicialmente por los proetarras.

Pese a que el acuerdo entre los convocantes era que la manifestación transcurriera de manera silenciosa, la realidad no pudo ser más distinta, pues los acólitos de ETA llevaron la voz cantante y no pararon de corear sus lemas más habituales a favor de la independencia o la amnistía de los asesinos: 'Los presos a la calle, amnistía para todos' (Presoak kalera, amnistia osoa) o 'Los presos a casa' (presoak etxera), entre otros.

También hubo un pasillo de aplausos para expresos de ETA y sus familiares, que contaron con su propia zona acordonada, proetarras disfrazados de gotas de agua -el símbolo de Tandaz Tanta, la plataforma que sucede a la ilegalizada Herrira-, o carteles con mensajes a favor del acercamiento de los asesinos de ETA firmados por Etxerat, otra de las organizaciones del entramado batasuno; además de lanzamientos de octavillas exigiendo una amnistía general.

La manifestación comenzó unos minutos después de las 18.00 horas en la Plaza de la Casilla y concluyó minutos antes de las 19.30 junto al Ayuntamiento de Bilbao. Casi una hora y media para cubrir un trayecto de dos kilómetros por las calles Autonomía, Hurtado de Amézaga y Buenos Aires, así como por el Puente del Ayuntamiento.

La pancarta que abrió la marcha, bajo el lema "Derechos humanos, Acuerdo, Paz", fue portada por ciudadanos anónimos. A partir de la segunda fila, tras ellos, una nutrida representación de dirigentes políticos, entre los que se pudo observar al exconsejero de Justicia del último Gobierno de Juan José Ibarretxe, Joseba Azkáraga (EA), quien había comunicado en la tarde del viernes la celebración de la marcha a la Subdelegación del Gobierno en Vizcaya.

A la manifestación acudieron, entre otros, el presidente de la Ejecutiva del PNV, Andoni Ortuzar; el presidente de Sortu, Asier Arraiz; el secretario general de EA, Unai Ziarreta; el coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta; los máximos mandatarios de los sindicatos ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, respectivamente; el portavoz del PNV en la Cámara vasca, Joseba Egibar; o los veteranos dirigentes batasunos Tasio Erkizia y Rufino Etxeberria.

También hubo representantes institucionales, como la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria (PNV); el Diputado General de Vizcaya, José Luis Bilbao (PNV); el Diputado General de Guipúzcoa, Martín Garitano (Bildu); y el alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izagirre (Bildu).

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot