Menú

Rajoy ofrece a los inversores de EEUU una España "pujante y sana"

Cambio de ciclo en España. El presidente promete seguir con las reformas y vende a los inversores un país más competitivo.

21
Cambio de ciclo en España. El presidente promete seguir con las reformas y vende a los inversores un país más competitivo.
Rajoy, en la Cámara de Comercio de EEUU | EFE

El presidente regresa a casa satisfecho. La economía centró reuniones y discursos y logró vender la imagen de un país que empieza a recuperarse y que puede mirar al futuro con cierto optimismo. Ahora toca lo más importante: que el mensaje haya calado en Estados Unidos y empiecen a llegar las ansiadas inversiones a una España "pujante, sana y duradera en el tiempo".

Un "fundado derecho a la esperanza" que, en todo caso, no debe suponer el fin de las reformas. Más al contrario, en la Cámara de Comercio de la nación anfitriona, Mariano Rajoy prometió no bajar la guardia y mantener el impulso reformista, citando expresamente el prometido plan fiscal, del que sigue sin dar detalles más allá de la anunciada bajada del IRPF.

"España está en vías de superar la crisis pero queda mucho por recorrer. Aún hay una gran cantidad de españoles que quieren trabajar y no pueden trabajar", reconoció. En ello coincidió con Barack Obama sólo horas antes en la Casa Blanca; una reunión repetida hasta la saciedad por los medios de comunicación españoles, y que fue "un éxito" a ojos de la Moncloa.

Obama elogió su liderazgo y también lo hizo Thoma J.Donohue, presidente de la Cámara de Comercio, que se comprometió a invertir en España. "Existen desafíos comunes y Estados Unidos tiene mucho camino por delante", dijo. La clave pasa ahora por el tratado de libre comercio entre la potencia mundial y la Unión Europea, y que centró buena parte de la cita en el despacho oval.

Rajoy se comprometió a mantener el rumbo: "Los 47 millones de españoles no se resignan a desandar el camino de éxito que han protagonizado en las últimas décadas". Según el diagnóstico del presidente, la sociedad está "comprometida" y "decidida" a dar la batalla por recuperar los niveles de bienestar, y de ahí que el país haya dado un salto importante en los últimos dos años.

Un nuevo patrón de crecimiento con menos trabas y más competitivo, aseguró Rajoy al empresariado estadounidense. Sus palabras fueron acogidas con satisfacción por el auditorio, repleto de altos cargos de importantes empresas -150 representantes, también españoles, según fuentes gubernamentales-.

Los empresarios españoles desplazados a Washington no hicieron sino apoyar lo máximo posible a Rajoy. Sobre la amenaza separatista en Cataluña, el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, defendió "un gran acuerdo que nos ayude a todos a sacar adelante al conjunto del país" y negó que los mercados se estén viendo afectados por la crisis territorial.

Se habló de Cataluña, pero poco. La economía lo ocupó todo, como quería el presidente. "Con solamente un poco de crecimiento veremos creación de empleo", les dijo en una conversación informal a medios de Estados Unidos, entre ellos el diario The Wall Street Journal.

En definitiva, Rajoy llamó a hablar "bien" de España "porque no molesta a nadie". Y sin dudar en envolverse en el optimismo imperante en el Ejecutivo aún declaró: "No se habla de la recesión porque ya hemos salido de la recesión. No se habla del crecimiento negativo porque ya hemos entrado, todavía con mucha suavidad, en un momento de crecimiento positivo. Ya no se habla del incremento del desempleo porque este año ha bajado el desempleo en España, aunque éste sigue siendo el principal reto para nuestro país".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation