Menú

La extrema izquierda toma la calle y multiplica sus acciones violentas

Formaciones de extrema izquierda instrumentalizan distintas protestas para provocar disturbios. Su presencia en la calle, cada vez mayor.

0

Los disturbios acontecidos en Burgos durante toda esta semana que termina ponen de manifiesto la existencia de un núcleo de extrema izquierda que aprovecha manifestaciones y protestas para romper el orden público y desafiar así al Estado de Derecho.

La protesta vecinal contra la conversión de la calle Victoria en un bulevar, en el barrio de Gamonal, se convirtió durante varias noches en una batalla campal. Finalmente, tras una semana de tensión, el alcalde de Burgos paralizó este viernes las obras de forma definitiva para calmar así los ánimos.

Cosa que parece no haber conseguido tras la manifestación de la noche de este viernes, en la que se han registrado varios heridos entre ellos un policía, tras una manifestación pacífica de 4.000 vecinos.

La ola de disturbios de esta semana ha ocasionado graves destrozos tanto en el mobiliario urbano, como en comercios y bancos cercanos. Hasta el momento, han sido detenidas a causa de los disturbios sólo en el barrio de Gamonal 46 personas y más de 70 a nivel nacional. La relación de varios de los detenidos con el grupo Izquierda Castellana, formación política radical relacionada con el mundo proetarra, muestra hasta qué punto grupos activos de ultra izquierda están presentes en distintas manifestaciones con el objetivo de generar violencia y confrontación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

La intención de esta clase de grupos es clara, decidida y reiterativa. Y es que apenas pasado unos días tras el inicio de los disturbios en Burgos, los radicales aprovecharon la manifestación convocada el pasado miércoles en Madrid por simpatizantes de los vecinos de Gamonal, para enfrentarse contra la Policía. Los disturbios se saldaron con 14 personas detenidas, tres de ellas menores de edad, y cuatro policías heridos.

Al día siguiente, Yesca, las juventudes de Izquierda Castellana, organizaron un acto de exaltación a Segi, juventudes de Batasuna, en la facultad de Historia de la Universidad Complutense de Madrid. Bajo el título "Represión a la juventud independentista vasca. Por los derechos civiles y políticos", Yesca y Segi trataron de enaltecer a la banda terrorista ETA. El acto pese a ser desconvocado por orden del decano de la facultad, fue celebrado. La Policía Nacional tuvo que desalojar toda la facultad ante una amenaza de bomba, que finalmente fue falsa.

El creciente ascenso del número de manifestaciones durante estos últimos años, está siendo aprovechado por los grupos ultra para hacerse eco y reivindicar sus posiciones. Y es que, según los últimos datos del Ministerio del Interior, el número de manifestaciones realizadas durante el 2012 creció en un 52% en tasa interanual. En total, se convocaron más de 44.000 manifestaciones durante todo ese año, 2.989 de ellas a favor de los presos de ETA.

Anuario Estadístico del Ministerio del Interior 2012

Algunos ejemplos de manifestaciones violentas

  • Rodea el Congreso 14-D: La manifestación convocada por la Coordinadora 25S, el sábado 14 de diciembre en Madrid, acabó con 23 personas heridas -14 de ellas policías-, 40 identificados y 7 detenidos. En esta convocatoria de protesta por la Ley de Seguridad Ciudadana, se registraron incidentes organizados por grupos de extrema izquierda que se enfrentaron a la Policía sin reparo, llegando a golpear un coche de la Policía local, quemar varios contenedores, además de lanzar botellas y piedras, por lo que provocó las cargas de los antidisturbios.
  • Huelga educativa 24-O: La huelga educativa del pasado jueves 24 de octubre también recogió enfrentamientos entre manifestantes y policías. Tras una jornada sin altercados, se recogieron incidentes aislados por quema de contenedores, vandalismo y forcejeos.
  • Huelga general 29-M: Las huelgas generales son siempre propensas a producir disturbios, pero cabe destacar la Huelga general del 29 de marzo de 2012, que ocasionó graves disturbios por parte de los núcleos antisistema asentados en Barcelona. Los Mossos d´Esquadra detuvieron a 41 personas durante la jornada de huelga y a siete más en semanas posteriores, acusadas del incendio a un establecimiento Starbucks, situado en la plaza Urquinaona. Los radicales ocasionaron graves daños en la ciudad condal, por valor de 200.000 euros. Los Bomberos de Barcelona tuvieron que realizar más de 180 intervenciones por incidencias relacionadas con estos altercados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD