Menú

La Policía ha intervenido sólo en el 0,7% de las más de 44.000 manifestaciones de 2013

Las agresiones sexuales con penetración y los robos con fuerza en domicilio, los únicos delitos que aumentan.

6
Las agresiones sexuales con penetración y los robos con fuerza en domicilio, los únicos delitos que aumentan.

Pese a la sensación de que un gran número de manifestaciones y concentraciones de protesta han concluido en el último año con graves incidentes y disturbios en los que han tenido que intervenir los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la realidad es que los antidisturbios sólo han intervenido en un 0,7 por ciento de las más de 44.000 que tuvieron lugar en el año recién concluido, lo que sitúa la cifra entre 280 y 300 intervenciones.

Así lo explicó este miércoles el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su comparecencia en la sede de su departamento para hacer públicos los datos sobre infracciones penales cometidas en 2013, en la que destacó que "la inmensa mayoría son pacíficas" aunque otra cosa son "los grupos más o menos organizados de violentos" o "vándalos radicales", que son los responsables de los incidentes ocurridos.

"Las Fuerzas de Seguridad del Estado no están para reprimir manifestaciones, sino para garantizar que se haga libre y pacíficamente. El derecho de manifestación es un derecho consustancial a la democracia y la Constitución dice que debe ejercerse de forma pacífica y sin armas. La discrepancia se tiene que ejercer dentro de la ley", dijo el ministro.

En cuanto a lo que a los datos de criminalidad se refiere, Jorge Fernández Díaz se congratuló de que las infracciones penales disminuyeran en 2013 un 4,3 por ciento respecto a las recogidas en el año 2012. Exactamente, se conocieron un total de 2.172.133 delitos y faltas, frente a los 2.268.867 que se habían conocido el año anterior. Esto sitúa a España en una tasa de criminalidad de 46,1 infracciones penales por cada 1.000 habitantes.

Por comunidades autónomas, los mayores indices de criminalidad se encuentran el las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, por sus condiciones especiales, y en las regiones con un mayor número de población y más turísticas (arco del Mediterráneo y Madrid). Así, Melilla tiene la mayor tasa de criminalidad, con 69,5 delitos cada 1.000 habitantes. Le siguen Islas Baleares (66,4), Madrid (58,4), Cataluña (57,2), Melilla (56,1), Comunidad Valenciana (50,9) y Andalucía (44,3).

Las comunidades autónomas con menor tasa de criminalidad fueron Extremadura, con 26,6 delitos por cada 1.000 habitantes, Asturias (28,1), Cantabria (29,1), La Rioja (29,7), Castilla y León (31,7) y Castilla La Mancha (35,0). En mitad de la tabla se encuentran Canarias (44,1), País Vasco (41,3), Murcia (37,1) y Navarra (37,1).

Por tipologías penales, el balance muestra que casi todos los indicadores experimentan un descenso, más o menos pronunciado según el caso. Los homicidios y asesinatos consumados tuvieron un descenso del 17 por ciento, el más acusado de todos, pasando de 364 en 2012 a 304 en 2013. Le sigue a continuación la sustracción de vehículos a motor (-11,5 por ciento), los robos con violencia o intimidación (-10,9), la agresión sexual (-10,3 por ciento) y los robos con fuerza (-9 por ciento).

También descienden los delitos de daños (-8 por ciento), lesiones (-3,6 por ciento), los hurtos (-2,5 por ciento), y los delitos y faltas relacionados con el tráfico o posesión de drogas (-1,5 por ciento). Por su parte, los únicos delitos que aumentan son las agresiones sexuales con penetración (+0,8 por ciento) y los robos con fuerza en domicilio (+1,4 por ciento).

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios