Menú

La AVT habría amañado sus elecciones y manejaría una contabilidad B

Miguel Folguera habría creado una asociación paralela para acceder a subvenciones. Pedraza anuncia "acciones legales".

0

Numerosos trabajadores, exempleados y víctimas de la AVT han denunciado a El Mundo "graves irregularidades" de su presidenta, Ángeles Pedraza, y de su mano derecha, el guardia civil procesado por tráfico de armas Miguel Folguera. Según informa el colaborador de esRadio, Fernando Lázaro, los acusan de amañar sus elecciones y de manejar una caja B.

Trabajadores, extrabajadores y víctimas del terrorismo ponen en duda la actuación de Pedraza y Folguera, un voluntario que ha hecho carrera junto a ella... pese a que ni siquiera es víctima. ¿Qué ponen en duda estas fuentes? Para empezar, las asambleas en las que Pedraza fue elegida presidenta, habrían sido "alteradas". Siguiendo las consignas de la actual presidenta, sus víctimas más cercanas se encargaban de hacerse con la representación de muchos asociados y acudieron con documentos de delegación de voto. Hasta ese punto, lógico. Pero, además, en la sede se preparaban ex profeso delegaciones de voto de miembros que nunca acuden a asambleas, de ancianos de los que hace tiempo que no se sabe nada, y de asociados de los que se conoce que no tienen ya ningún vínculo con la AVT.

No es la única de las puertas falsas que estas fuentes aseguran que están abiertas en la trastienda de la mayor agrupación de afectados. Porque Folguera, con el beneplácito de la presidenta, puso en marcha una entidad afín a la AVT: la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo.

Para tener acceso a subvenciones de dinero público, Folguera necesitaba nombres de víctimas que se asociasen. Y con la aprobación de Pedraza, tiró de la base de datos de la AVT. Quería más de 200 afectados directos, heridos y allegados para alcanzar sus objetivos. Hubo un puñado de víctimas reales -15- que aceptaron, pero no era ni remotamente suficiente. Algunos trabajadores se negaron a utilizar las bases de datos confidenciales. Folguera quería volcar el listado de asociados de la AVT en su plataforma.

En concreto, pretendía una franja determinada de la tercera edad para asegurarse de que no acudirían a las asambleas. El plan era claro: sólo mayores de 80 años. Los trabajadores se plantaron pero, finalmente, la lista con los asociados de la edad interesada se volcó a un archivo que se envió a un correo ajeno a la AVT para que se concluyera esa labor.

Gracias a ese listado de asociados que no es real, Folguera ha conseguido en los últimos tres meses casi 45.000 euros en ayudas públicas. En concreto, 14.525 euros del Gobierno vasco el pasado noviembre y, recientemente, otros 30.000 de la Comunidad de Madrid.

Otro de los puntos oscuros son los emolumentos que mensualmente recibe Miguel Folguera de la asociación, pese a tratarse de un voluntario, no de un trabajador: algo más de 800 euros mensuales. Además, la AVT le costea absolutamente todos los gastos, aseguran estas fuentes.

Finalmente, apuntan otro hecho aún más grave: la posible existencia de una caja no oficial de dinero que se utiliza de forma discrecional y de la que proceden estas gratificaciones, que también percibían otros trabajadores de la asociación.

Los motes

Alguna de las fuentes apunta que el consejero y la presidenta han tenido acceso al listado de los psicólogos y que ponen en duda que algunas de las víctimas a las que se está dando ayuda y tratamiento la merezcan porque "no son de los suyos", según ha asegurado delante de los trabajadores, alguno con la grabadora encendida. Y los que no son de los suyos son denominados los abertzales.

Además, a Folguera "le gustan mucho los motes. Y ella le ríe las gracias". Según estos trabajadores, algunas de las víctimas más emblemáticas reciben estos motes: desde "El Mandril" hasta "La muñeca de Famosa". El trato incluye comentarios despectivos hacia Miguel Ángel Blanco: "No sé por qué tiene tantas calles, ¿es más víctima que los demás?".

Como remate, hay una lista de víctimas vetadas, entre las que destacan la familia Villalobos, Irene Villa y su madre, o el presidente de esta casa, Federico Jiménez Losantos.

Pedraza anuncia "acciones legales"

La presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, ha colgado en su perfil de Twitter dos comentarios sobre esta información. El primero reza: "En breve, la AVT emitirá un comunicado informando de las acciones legales que vamos a emprender. ¿Por qué estos ataques solo aparecen cada dos años?". Y añade, en otro 'tuit': "Creo que si siguen quienes están interesados en retuitear y mover esta noticia, podrán conocer quiénes están detrás".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD