Menú

El escudo antimisiles se hace realidad en Rota con la llegada del destructor USS Cook

Estados Unidos dice que la base gaditana "se convierte en la columna vertebral de la protección de la Alianza Atlántica a toda la población europea".

47
Estados Unidos dice que la base gaditana "se convierte en la columna vertebral de la protección de la Alianza Atlántica a toda la población europea".
El USS Cook por dentro

El primer destructor del escudo antimisiles de la OTAN ya está en la base naval de Rota. Pasadas las once y media de la mañana, media hora antes de los previsto, el USS Donald Cook entraba por la bocana de la base naval y, cuarenta y cinco minutos después, tras las maniobras pertinentes, atracaba en el muelle número 1 de la que será su nueva base, al menos, durante los próximos cuatro años.

Allí estaban esperándole una comitiva de alto nivel, entre los que se encontraban el embajador de Estados Unidos en España, James Costos; el secretario de la US Navy, Ray Mabus; el Jefe del Estado Mayor de la Armada española (AJEMA), el almirante general Jaime Muñoz Delgado; el comandante de la Sexta Flota (la desplegada en el Mar Mediterráneo) de los Estados Unidos, el almirante Bruce W. Clingan; el almirante jefe de la base de Rota, el contraalmirante español Cristóbal González-Aller; así como un buen número de representantes institucionales locales andaluces.

Una vez colocada la escalinata que permitió poner pie a tierra a los mandos de la nave, comenzó la ceremonia oficial, que se inició con honores militares a las personalidades presentes. Tras el desfile de las banderas y los himnos nacionales, comenzaron las alocuciones políticas y militares.

El embajador de Estados Unidos en España, James Costos, aseguró que la cooperación en materia de seguridad entre España y Estados Unidos "nunca ha sido tan fuerte". La llegada del USS Donald Cook a Rota, al que pronto se sumarán otros tres buques de la flota, "es una expresión tangible de esa orgullosa verdad. Aunque los desafíos y las amenazas a los que se enfrentan nuestros países han ido cambiando a lo largo de los años, nuestro compromiso de afrontarlos juntos, como aliados, ha permanecido constante", dijo.

Costos destacó que con la llegada de los cuatro buques "Rota se convierte en la columna vertebral de la protección de la Alianza Atlántica a toda la población europea". "Se trata de una misión importante de la que podemos sentirnos orgullosos todos los que nos encontramos aquí", prosiguió.

En esta línea, recordó también que Estados Unidos y España "hemos luchado juntos en Afganistán y ambos mantenemos nuestro compromiso con la consolidación de los avances que hemos logrado allí". Tras lo que tuvo un recuerdo para los militares españoles que perdieron su vida en la misión afgana.

También quiso destacar el importante impacto económico que tendrá el despliegue estadounidense en la provincia de Cádiz. Tras recordar que el contrato de mantenimiento con Navantia es de un montante económico de 299 millones de dólares, aseguró que la contratación de servicios del personal militar norteamericano en España en el año 2013 ascendió a 150 millones de dólares.

El Jefe del Estado Mayor de la Armada española (AJEMA), el almirante general Jaime Muñoz Delgado, repasó la historia de la base naval de Rota y justificó la participación española en el escudo antimisiles de la OTAN en la necesidad de defender "ante la amenaza de un mundo cada vez más cambiante".

Consideró que la Armada española se encuentra ante "una gran oportunidad", ya que la presencia de los cuatro buques de guerra de la US Navy permitirá "realizar ejercicios conjuntos, mejorar el adiestramiento" y realizar "un importante intercambio de conocimientos".

El segundo de los cuatro destructores estadounidenses que tendrán su base en Rota será el USS Ross, cuya llegada está prevista para junio de este año. Durante 2015 llegarán los otros dos buques de guerra de la US Navy: el USS Porter y el USS Carney, cuya fecha aproximada de llegada todavía no está definida.

El destructor USS Donald Cook, que debe su nombre a un héroe de la Guerra de Vietnam, cuenta con una tripulación de 338 marinos a las órdenes del capitán de navío Scott A. Jones. Su principal potencial ofensivo está marcado por el sistema de combate Aegis, el mismo que usan las modernísimas fragatas españolas F-100, aunque con un nivel de desarrollo tecnológico muy superior.

De la clase Arleigh Burke, entró en servicio en la Armada estadounidense el 4 de diciembre de 1998. Mide 154 metros de eslora y 20,4 metros de manga, y está armado con dos lanzadores de sistema vertical MK-41 con misiles de crucero Standard y Tomahawk; lanzadores de misiles Harpoon; cañón de 5″ MK-45 de calibre 54; dos sistemas Phalanx CIWS; y dos lanzadores triples de torpedos MK-46.

El Ministerio de Defensa español ha renovado durante los últimos años la base de Rota. El muelle 1 se amplió en 300 metros, mientras que se construyó un nuevo muelle, el número 4. Además, se ha reformado por completo el muelle número 2, donde estarán anclados los destructores norteamericanos y cuyo coste, cifrado en cerca de 22 millones de euros, ha sido sufragado íntegramente por el Gobierno de Barack Obama.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios